Información sobre vivienda y economía

España es uno de los países del mundo que más desconfía de su Gobierno y las empresas

Autor: Redacción

El mundo ha cerrado el capítulo de la crisis económica, pero ahora se enfrenta a una crisis de confianza. Ésta es la lectura que se desprende del Barómetro de la Confianza 2017 que ha publicado la agencia Edelman tras realizar una encuesta en 28 países.

Según sus conclusiones, la crisis de confianza a escala global ha alcanzado unos niveles récord y está afectando especialmente a los gobiernos, los líderes empresariales y los medios de comunicación. El Gobierno, de hecho, se ha convertido en la institución menos fiable en la mitad de los países encuestados, mientras que la credibilidad de los líderes ha marcado un mínimo histórico.

Con estas premisas sobre la mesa, Edelman alerta de que tan solo 15 de cada 100 encuestados cree que el sistema funciona de forma adecuada, mientras que un 53% piensa que el sistema actual les ha fallado, es injusto y ofrece pocas esperanzas de futuro. En el caso de países como España dicho porcentaje es aún más elevado.

En concreto, Francia e Italia son los países analizados que más desconfían de sus instituciones al alcanzar un 72%, seguidos de México, Sudáfrica y España, con un 67%. Polonia, Brasil, Colombia, Alemania, Reino Unido, Australia, Irlanda, Estados Unidos y Holanda también se sitúan por encima de la media, mientras que las economías asiáticas y de Oriente Medio se posicionan como las más confiadas.

En la lista encontramos a Rusia, Corea del Sur, Indonesia, Japón, India, Hong Kong, y Singapur, aunque los que registran los porcentajes de desconfianza más bajos son China (23%) y Emiratos Árabes Unidos (19%).

Fuente: Edelman
Fuente: Edelman

En el caso concreto de España, las peores puntuaciones se las lleva el Gobierno, institución en la que solo confía el 25% (frente al 26% de la encuesta de 2016), seguido de los medios de comunicación (44%, frente al 49% previo) y los líderes empresariales (46%, frente al 48% anterior).

“No nos queda otra que luchar por un cambio social necesario. La crisis de valores en la que estamos inmersos es un aviso que desde las organizaciones no podemos desatender. Necesitamos transformar el rol de las empresas y las instituciones como motor de cambio porque quien tiene más poder, tiene más responsabilidad”, sostiene Isabel López Triana, socia fundadora de la consultora Canvas Estrategias Sostenibles.

Desde la propia compañía explican que esta falta de credibilidad es consecuencia de varios factores que han coincidido en el tiempo. Junto a la crisis económica y sus efectos, encontramos los escándalos de corrupción y malversación de fondos públicos de políticos y empresarios, y las dudas que está generando la globalización a buena parte de la población, que teme perder su empleo.

A esos motivos se suma la crisis de valores que han desatado algunos escándalos como los protagonizados por Volkswagen (la automovilística alemana trucó sus vehículos para que no sobrepasaran los límites de las emisiones) y por Wells Fargo (la entidad estadounidense abrió sin el consentimiento de sus clientes dos millones de cuentas que eran, por tanto, falsas). Por último, la consultora también destaca la fuerte desigualdad entre ricos y pobres que existe en todo el mundo.

Y es que, como concluye Claudina Caramuti, otra socia fundadora de la consultora, “el desarrollo económico y la reducción de las desigualdades deberían ir de la mano. Este es el reto global y que tanto empresas como Gobiernos tomen conciencia para atender a la sostenibilidad a la sostenibilidad del mundo en el que vivimos”.