Información sobre vivienda y economía

La Generalitat dispara su recaudación hasta septiembre gracias a los impuestos sobre la vivienda y el juego

Oriol Junqueras junto a los portavoces de los grupos parlamentarios / Parlament de Catalunya
Oriol Junqueras junto a los portavoces de los grupos parlamentarios / Parlament de Catalunya

Cuando Oriol Junqueras, vicepresidente y conseller de Economía del Govern catalán, presentó los presupuestos de la Generalitat, enfatizó que las cuentas estaban centradas en atender a la demanda social. Para ello, se aprobaron novedades impositivas y se reformularon las tasas existentes para engordar las arcas públicas en unos 180,3 millones de euros adicionales. De momento, de enero a septiembre la Generalitat ha recaudado 2.597 millones de euros, un 18,28% más que en el mismo periodo de 2016. El total recaudado ese año fue 2.914,89 millones de euros.

El Govern vio en los efectos negativos en salud, medioambiente y turismo la vía para engordar el erario público. En noviembre del año pasado se aprobaron los gravámenes sobre bebidas azucaradas envasadas y sobre riesgo ambiental y emisión de elementos radiotóxicos; se rediseñó el impuesto sobre grandes establecimientos comerciales y se actualizó la tasa sobre establecimientos turísticos y de impuestos sobre pisos vacíos.

Este último ha supuesto un filón para los ingresos tributarios de la Generalitat con un aumento del 63,19% más, según datos de la consellería. Si en todo 2016 se recaudaron 18,5 millones, hasta junio de este año la Generalitat ya superó la cantidad que había presupuestado para el conjunto del año: entre enero y junio ingresó 18,8 millones de euros. Y eso que el Govern esperaba una caída de la recaudación. 

La previsión a la baja se debía a que el impuesto dejaría al margen a los propietarios particulares para solo afectar a grandes tenedores. Así, los contribuyentes afectados pasarían de 195 a 60. Pero lo que no contaron en ese cálculo es que se triplicaba el número de municipios afectados con la ley de derecho a la vivienda aprobada en diciembre, un mes después de los presupuestos. El total de municipios afectados pasaban de 72 a 234.

 

Otros de los impuestos que más crece respecto al año anterior es el relacionado con los juegos online (tributo estatal que posteriormente se transfiere a la Generalitat), cuya recaudación hasta septiembre ha sido de 158,8 millones (33,65% más que 2016). El impuesto patrimonial también ha aumentado un 1,68%, con 492,2 millones ingresados en los primeros nueve meses de 2017. El de sucesiones y donaciones ha supuesto 360,9 millones, 9,25% más.

El impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos, en cambio, ha supuesto pérdidas en recaudación impositiva. En lo que llevamos de año ha disminuido -39,90% respecto al año 2016, al ingresar 16,9 millones de euros. Según el departamento de la Generalitat, la razón de esta bajada se debe a los términos de autoliquidación, que pasaron de trimestrales a semestrales. Por lo tanto, solo hay información sobre los primeros seis meses del año.