Información sobre vivienda y economía

La facturación de consultoras y agencias inmobiliarias cayó un 17% en el año de la pandemia

Las restricciones a la movilidad y la recesión económica lastraron la inversión inmobiliaria

Archivo - Proyecto inmobiliario River Park
GESTILAR - Archivo
Autor: Europa Press

Las consultoras y agencias inmobiliarias ingresaron 2.160 millones de euros en 2020, lo que supuso una caída de un 16,9% respecto al ejercicio anterior, según los datos publicados por el Observatorio Sectorial DBK de Informa, filial de Cesce

En concreto, las agencias inmobiliarias facturaron 1.850 millones de euros, cifra que se situó un 16,5% por debajo de la alcanzada en 2019. Por su parte, el negocio de las empresas con un perfil de consultoría inmobiliaria se cifró en 310 millones de euros, lo que supuso un descenso de un 19,5%.

Desde Informa han fundamentado esta caída en que el negocio se vio impactado por las restricciones a la movilidad y el empeoramiento de la coyuntura económica derivado de la crisis del covid-19, "lo que penalizó de forma significativa la inversión en el mercado inmobiliario".

Si observamos los diferentes sectores, el mercado residencial experimentó una notable caída, situándose el número de transacciones de viviendas libres en unas 467.600, un 14,5% menos que en el ejercicio anterior. En términos de valor, las transacciones de vivienda libre generaron unos 77.500 millones de euros, un 10,3% menos que en 2019.

El mercado inmobiliario no residencial también registró una fuerte tendencia de descenso en lo que se refiere a la inversión, destacando especialmente el negativo comportamiento de los mercados de hoteles y oficinas.

Respecto al número de empresas con actividades inmobiliarias por cuenta de terceros se situó en más de 56.800 en enero de 2020, mientras que el número de agencias se cifró cercano a las 64.000. A lo largo de 2020 ambas cifras contabilizaron una tendencia a la baja, en paralelo al deterioro de la actividad inmobiliaria. La pasada primavera, en el peor momento de la pandemia, se llegó a calcular la desaparición de 15.000 agencias por la crisis del coronavirus.

La estructura empresarial se caracteriza por la presencia mayoritaria de compañías de pequeño tamaño, contando más del 95% de las empresas con una plantilla de menos de seis empleados. En el ámbito de las empresas con una mayor especialización en consultoría inmobiliaria se aprecia una mayor dimensión media de los operadores y un mayor grado de concentración del negocio.

Las previsiones para 2021 apuntan a una moderada recuperación del mercado inmobiliario que permitirá el aumento de los ingresos de las consultoras y agencias inmobiliarias.