Información sobre vivienda y economía

Las ayudas a los autónomos que entrarían en vigor en 2017 si sale adelante el pacto PSOE-C's

Autor: Redacción

PSOE y Ciudadanos suscribieron ayer un acuerdo para intentar que Pedro Sánchez sea investido presidente del Gobierno la semana que viene. Entre las medidas que han acordado ambos partidos y que quieren sacar adelante si consiguen su objetivo destacan las destinadas a impulsar el autoempleo.

Algunas de las propuestas coinciden con las demandas de las asociaciones de autónomos para poder mejorar sus condiciones de trabajo y crear empleo. Entre las medidas que incluye el pacto hay cambios en las cotizaciones sociales y criterios para agilizar y flexibilizar los trámites administrativos, unas reformas que serían incorporadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 si Sánchez logra llegar a La Moncloa. Resumimos las propuestas más destacadas:

1. Establecer un nuevo sistema de cotización en función de los ingresos reales del autónomo y reformar el sistema de módulos para desligarlo del tipo de actividad y acercarlo a los ingresos. Actualmente, gane lo que gane el autónomo, tiene que pagar como mínimo 267,04 euros mensuales. En dicha cuota está incluida la cobertura por incapacidad temporal, pero no los accidentes laborales, ni tampoco el cese por desempleo. La asociación ATA propone crear cinco tramos de cotización.

2. Se introducirá una cotización reducida de 45 euros de manera inmediata, y hasta que entre en vigor la reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, que se aplicará a todos los autónomos cuyos ingresos reales no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que de momento se sitúa en 655,2 euros mensuales.

3. Eliminar las retenciones por IRPF a los nuevos profesionales hasta que no se llegue a un rendimiento neto de 12.000 euros anuales en los dos primeros años de actividad. Esta medida serviría para equiparar a los trabajadores por cuenta propia con los que trabajan por cuenta ajena, que no pagan impuestos sobre la renta si sus ingresos brutos son iguales o inferiores a 12.000 euros.

4. Permitir que en las altas y bajas a la Seguridad Social que no se realicen el primer día de mes. El importe de la cotización social se hará únicamente por los días efectivos de trabajo del mes correspondiente. Esta es otra de las reivindicaciones más frecuentes en el colectivo autónomo, ya que si alguien inicia su actividad por ejemplo el día 28 de mes, debe pagar como si se hubiera dado de alta el día 1.

5. Reducir la penalización en el retraso de los pagos. Se prevé reducir el 20% de recargo por retrasos de 24 horas, haciendo este extensible al menos a cinco días desde el final del plazo. “Se debe establecer un sistema progresivo de recargo que contemplará la reincidencia o reiteración en los retrasos. Así, en el primer retraso el recargo será del 5%; en el segundo, del 10% y a partir del tercero, del 20%”, según ATA.

6. Flexibilizar el acceso a la ‘tarifa plana’ para aquellos autónomos que hayan tenido que abandonar la actividad por causas justificadas y que soliciten de nuevo la tarifa reducida al comenzar una nueva actividad. Actualmente, solo pueden aprovechar las bonificaciones aquellos nuevos autónomos que no hayan estado dados de alta en los cinco años anteriores y no hayan pedido otras bonificaciones en el pasado. La tarifa plana consiste en rebajar la cuota básica de los autónomos durante un periodo de un año y medio: en los primeros seis meses se pagan 50 euros mensuales (ya que la bonificación es del 80%), en los seis siguientes la bonificación es del 50% y en los seis siguientes, del 30%.

7. Mayor periodicidad en el cambio de bases de cotización. El acuerdo también contempla poder cambiar de base de cotización al menos en cuatro ocasiones dentro el periodo anual, y así acomodar la cotización a una realidad de ingresos que cada vez es más variable. Actualmente solo se puede cambiar en dos ocasiones.

8. Aumentar el plazo del pago de cotizaciones. El documento propone eliminar la obligatoriedad mensual, pasando a un periodo trimestral, para dar respuesta a las actividades temporales o discontinuas.

9. Declaración del IVA con carácter anual en el primer año de actividad y posibilidad de solicitarlo para el segundo año, previa consulta con las autoridades europeas. Actualmente la declaración del IVA se realiza una vez por trimestre, lo que supone un lío administrativo para muchos autónomos.

10. Extender los mecanismos de mediación extrajudicial en las controversias de carácter mercantil o comercial.

11. Estudiar mecanismos para compensar las deudas de los autónomos con Hacienda y la Seguridad Social, con aquellos créditos que los mismos tengan contra una administración pública.

12. Combatir la morosidad empresarial. Otra de las propuestas para ayudar a los trabajadores por cuenta propia es la de luchar contra la morosidad empresarial y asegurar que se cumple la normativa (La Ley 15/2010 establece un plazo máximo de pago de 60 días). Muchas pymes y empresarios autónomos, proveedores de grandes empresas, cobran sus facturas con mucho retraso. Según un informe de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, las constructoras que cotizan en el Ibex 35 tardan de media 310 días en pagar a sus proveedores, es decir, casi un año.

[Consulta aquí las medidas en materia de vivienda que incluye el documento de PSOE-C's]