Información sobre vivienda y economía

España, tercer país europeo con mayor peso de los autónomos en el mercado laboral

Autor: Redacción

Los autónomos cada vez tienen más peso en el mercado laboral español. Tanto es así que ya nos encontramos en el podio europeo.

Según el último informe de la consultora Randstad, 17 de cada 100 trabajadores en nuestro país son autoempleados (hay unos 3 millones), una proporción que nos permite empatar técnicamente con Irlanda y que solo superan Italia (22,9%) y Portugal (18,8%).

Tal y como refleja el gráfico, el dato doméstico supera en casi dos puntos al promedio europeo (15,1%) y adelanta con creces los registros de las tres grandes economías del Viejo Continente (Reino Unido, Alemania y Francia) y de los países nórdicos. De hecho, la proporción de autónomos nacional más que duplica a la noruega (cierra el ranking con un peso del 7,3%).

Esta comparativa resulta especialmente relevante si tenemos en cuenta otro de los datos que incluye el informe de la consultora: entre 2008 y 2014 han desaparecido 410.000 autónomos. Actualmente el mercado laboral español cuenta con casi 3 millones de profesionales trabajando por cuenta propia, una cifra que se situaba en 3,38 millones en los primeros meses de 2008. Y, sin embargo, en esos años su incidencia ha aumentado del 16,4% al 17%.

Entonces, ¿cómo es posible que hayan aumentado su representación en el mercado de trabajo? Como explica Randstad,  "España ha aumentado en más de medio punto porcentual el peso del autoempleo debido a que el número de empleados por cuenta ajena ha descendido en mayor medida. Es decir, el autoempleo ha supuesto un refugio en el mercado de trabajo, una modalidad laboral que ha permitido a los profesionales seguir desarrollando su actividad sin tener en cuenta a un empleador directo".

Las simetrías entre Italia, Portugal y España

Los tres países mediterráneos no solo coinciden en el podio europeo por peso del autoempleo, sino que curiosamente también lideran la desaparición de autónomos desde 2008. Desde entonces, han perdido 1,25 millones de trabajadores por cuenta, ya que a los 410.000 de España hay que añadir el descenso de casi medio millón de Italia (es el país europeo que más autónomos ha perdido) y de 325.000 del mercado luso.

Su brutal caída contrasta con los escasos 152.000 autónomos que ha perdido el resto de Europa en su conjunto. Incluso encontramos países donde hay más autoempleados. "En Reino Unido esta modalidad laboral ocupa ahora a más de 647.000 profesionales que en 2008. Francia, por su parte, ha registrado un incremento por encima de los 300.000 autónomos en este periodo, mientras que en Alemania han aumentado en torno a 100.000 profesionales", añade Randstad.

Más desempleo, mayor tasa de autoempleo

Por último, la consultora asegura que hay una proporcionalidad directa entre el paro y el autoempleo. Así, cuanto mayor es el número de desempleados mayor es la tasa de profesionales que trabajan por cuenta propia.

"En los países donde el número de desempleados es elevado, son muchos los profesionales que, al no encontrar otra puerta de entrada al mercado laboral, optan por el autoempleo como llave para desarrollar su actividad laboral. Una relación que se cumple en países que han pasado un difícil periodo en sus mercados laborales, como España, Portugal, Italia o Irlanda", concluye el estudio.