Información sobre vivienda y economía

Toyota levantará una ciudad sostenible y eficiente a los pies del monte Fuji

El proyecto Woven City empezará a construirse en 2021

Autor: Redacción

Woven City es el modelo de ciudad del futuro que planea levantar el gigante nipón del automóvil Toyota a los pies del simbólico monte Fuji. El proyecto, que empezará a levantarse en 2021, contará con un espacio de 70 hectáreas para albergar a unos 2.000 habitantes y tendrá viviendas inteligentes, la mayoría construidas en madera, totalmente eficientes y autosostenibles, además de coches autónomos.

La compañía japonesa de automóviles, una de las mayores del planeta en ventas, presentó durante la prestigiosa feria internacional de tecnología CES, que se celebra todos los años en Las Vegas (EEUU), su proyectó más vanguardista. La empresa nipona pretende levantar a partir de 2021 Woven City, una ciudad del futuro construida desde cero.

El entorno elegido han sido 70 hectáreas situadas a los pies del sagrado monte Fuji de Japón donde pretende albergar a unos 2.000 habitantes entre trabajadores, investigadores y científicos. La idea principal de la compañía es convertir esta ciudad en un experimento de continuo crecimiento para conseguir desarrollar tecnologías futuras que ayuden a las personas en su día a día en su hogar y en la ciudad.

Esta nueva ciudad pretende ser un referente en movilidad y en el uso de la inteligencia artificial y la robótica tanto en los hogares como en el resto de la ciudad. “Queremos desarrollar tecnologías futuras, incluido un sistema operativo digital con personas, edificios y vehículos conectados entre sí a través de datos y sensores", explicó Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation.

Todo el diseño y Woven City está corriendo a cargo del estudio de arquitectura danesa Bjarke Ingels Group (BIG) con la idea de cambiar la forma de habitar en la ciudad. Casi todas las viviendas serán erigidas en madera y contarán con paneles solares fotovoltaicos en su tejado para ser autosuficiente. Además, contará con celdas de combustible de hidrógeno y contar con vegetación nativa e hidroponía para tener un aire completamente limpio en toda la ciudad.

Los hogares contarán con robótica e inteligencia artificial para comprobar, por ejemplo, el estado de salud de los habitantes. Mientras para poder desplazarse por la ciudad, habrá vehículos totalmente autónomos y de cero emisiones para las principales calles.