Información sobre vivienda y economía

Elecciones 20D: los cambios que plantean los cuatro grandes partidos en materia de IRPF

Autor: Redacción

Las elecciones del 20 de diciembre traerán consigo una batería de cambios y algunos de ellos van a afectar directamente al bolsillo de los ciudadanos.

Los cuatro partidos que tendrán una mayor representación en el Parlamento (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos según las últimas encuestas) ya han adelantado qué medida van a plantear en sus programas electorales en lo que se refiere al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

El PP reducirá el tipo máximo al 43%

El Partido Popular subió el IRPF apenas un mes después de haber obtenido mayoría absoluta en los comicios de 2011. La formación se escudó en la herencia recibida y en la fragilidad de las cuentas españolas para tomar esta decisión y se comprometió a reducir los impuestos cuando la situación económica mejorara. A finales de 2011, el gravamen máximo del IRPF (es decir, el que se aplica sobre los que más dinero ganan) pasó del 45% al 52%, para bajar en 2014 hasta el 46%.

La última reforma fiscal ha reducido el número de tramos de tributación (ahora existen cinco, frente a los siete anteriores) y bajará el tipo más alto hasta el 45% a partir de enero. No obstante, Mariano Rajoy prevé reducir todavía más el gravamen y dejar el máximo en el 43%, mientras que el mínimo seguirá alrededor del 19%.

Ciudadanos quitará tramos y bajará el máximo al 43%

El partido que lidera Albert Rivera confirmó días antes que el PP que su programa electoral incluirá cuatro tramos de IRPF y que el gravamen máximo será del 43%. La formación naranja está convencida de que la reforma fiscal que plantea (en la que se encuentra la rebaja del tramo más alto y la reducción del número de tramos) supondrá una rebaja media del 3% para todos los contribuyentes. El partido también plantea un complemento salarial que también se articularía a través de la declaración anual de la renta.

El PSOE se compromete a no subir el máximo del 45%

La formación socialista todavía no ha dado grandes detalles de las medidas de su programa electoral, aunque sí se ha comprometido a no subir el tipo máximo del IRPF (por tanto, se quedaría como mucho en el 45%) y a apostar por un sistema fiscal más progresivo que el actual.

Podemos quiere elevar el máximo al 55%

El programa liderado por Pablo Iglesias ya tiene claras algunas de las medidas que pondría en marcha si llegara al poder. En lo que se refiere al impuesto sobre la renta, su compromiso es el de aumentar el número de tramos a partir de 60.000 euros para ir incrementando de forma gradual el tipo máximo desde el 45% actual hasta alcanzar el 55% en el caso de las rentas que superen los 300.000 euros. La formación morada también promete eliminar deducciones en los tramos altas.

La estrategia impositiva de fondo

Tal y como explicaron los representantes económicos de estos cuatro partidos en unas jornadas celebradas en julio, cada partido tiene una visión muy particular en materia impositiva. Y es que mientras Podemos quiere eliminar todas las deducciones sobre el IRPF y el Impuesto de Sociedades, la preocupación de Ciudadanos es eliminar los defectos del sistema tributario para conseguir que quien cumpla con Hacienda pague menos.

Para el PP, sin embargo, la clave está en homogeneizar los tributos a través de una mejor y más estable financiación territorial, al tiempo que el PSOE es partidario de eliminar las deducciones en el Impuesto de Sociedades (obligaría a las grandes empresas a pagar al menos un 15%), imponer impuestos medioambientales y acabar con los paraísos fiscales dentro del país.