Información sobre vivienda y economía

Renta 2015: la deducción por el alquiler de vivienda en Asturias

Autor: Redacción

La autonomía permite al contribuyente deducirse un 10% de las cantidades pagadas durante 2015 con un máximo de 455 euros, ya sea en tributación individual o conjunta. En el caso de que la vivienda se encuentre en el entorno rural (y en municipios de menos de 3.000 habitantes), la deducción se eleva hasta el 15% y el límite, hasta 606 euros.

Pero esta ayuda no está disponible para todos los contribuyentes: la suma de la base imponible y del ahorro del contribuyente no puede superar los 25.009 euros (ni los 35.240 euros en tributación conjunta), mientras que las cantidades que ha pagado por el alquiler de su vivienda deben representar más del 10% de su base imponible. Además, debe indicar el NIF de su arrendador en la casilla 760.

Al margen de esta desgravación, tanto los inquilinos como los caseros tienen ayudas disponibles a nivel estatal. Los arrendatarios, por ejemplo, podrán deducirse el 10,05% de las cantidades satisfechas en 2015 siempre y cuando su contrato de alquiler entrara en vigor antes del 1 de enero de dicho año. Los propietarios, por su parte, pueden deducirse el 60% de los rendimientos netos, independientemente de la edad de sus inquilinos.