Información sobre vivienda y economía

La justicia europea vuelve a la carga: el juez puede declarar nula la cláusula de vencimiento anticipado

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha vuelto a echar un jarro de agua fría sobre el sector bancario: ha determinado que un juez nacional puede anular por abusiva una cláusula de vencimiento anticipado de una hipoteca y dejarla sin aplicar, aunque en la práctica no haya sido empleada (porque el deudor no ha llegado a impagar cuotas hipotecarias). Esto significa que el procedimiento de ejecución hipotecaria también debe ser declarado nulo e inexistente.

La consulta prejudicial resuelta por el tribunal europeo se refiere a una ejecución hipotecaria iniciada por la entidad portuguesa Banco Primus, tras haber hecho efectiva la cláusula de vencimiento anticipado ante el impago consecutivo de siete mensualidades por parte de un particular. Se trata de una cláusula que da potestad a la entidad financiera para dar por finalizado el contrato hipotecario si el hipotecado no paga, al menos, tres mensualidades.

En concreto, Banco Primus reclamó el pago de la totalidad del capital pendiente de devolución, más los intereses ordinarios y moratorios, más costas y gastos. Acto seguido procedió a la subasta de la vivienda. Ésta quedó desierta y la entidad se la adjudicó por el 50% del valor de tasación. Aunque la entidad solicitó la propiedad del inmueble, la casa nunca llegó a estar en su poder por varios incidentes judiciales.

El juez del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Santander plantea al Tribunal de Justicia de la Unión Europea si un juez nacional cuando aprecie la existencia de una cláusula abusiva de vencimiento anticipado debe tenerla por no puesta, aun cuando el banco haya esperado el tiempo mínimo previsto en la norma nacional (que es de tres meses de impagos para poder ejecutar la hipoteca). Esto significa que el Juez español debe desplegar todas las consecuencias de dicha declaración, que no es otra que la expulsión o eliminación de dicha cláusula del contrato.

Carmen Giménez, abogada titular de G&G Abogados, explica que el Tribunal europeo ha determinado que el juez debe examinar la cláusula si la facultad que tiene el banco para declarar el vencimiento anticipado de la totalidad de la deuda, está supeditada:

  1. al incumplimiento por parte del consumidor de una obligación esencial del contrato (impago de las cuotas).
  2. A que dicho incumplimiento ha de ser suficientemente grave en relación con la cuantía y duración del préstamo
  3. A que dicha facultad, de declarar vencida la totalidad de la deuda, se contempla como medida excepcional.
  4. Y además se ha de observar si el derecho nacional prevé medios adecuados que permitan al consumidor poner remedio a los efectos del vencimiento anticipado.

"Si no se dan esas circunstancias (lo que suele ser habitual en los contratos de préstamo hipotecario), la cláusula del vencimiento anticipado será abusiva, y por tanto, habrá de ser expulsada del contrato, lo que significaría que ese préstamo hipotecario en concreto, al que se le ha eliminado la cláusula, no podrá ser objeto de ejecución", señala Giménez.

Añade que el banco deberá proceder a reclamar, en caso de impago de las cuotas por parte del deudor, por los procedimientos habituales, utilizados por el resto de los “mortales”, "si bien hay que manifestar que el plazo que tienen los prestamistas, que tienen garantizada la deuda con hipoteca, es de 20 años, ya que cuando se modificó el plazo de prescripción general de 15 años a 5 años, no se hizo en referencia a las deudas cuyo origen es una hipoteca". 

la abogada subraya también que, además, los jueces españoles pueden eliminar del contrato por abusivo el vencimiento anticipado incluso si en la práctica, el profesional (entidad financiera o prestamista) no la ha aplicado porque no se hayan impagado las cuotas. 

El Tribunal europeo recuerda que la famosa Directiva europea 93/13 se opone a la normativa española que prohíbe a cualquier juez nacional que haya considerado abusiva una cláusula declarar su nulidad y dejarla sin aplicar cuando, en la práctica, el banco no la ha aplicado, sino que ha observado los requisitos establecidos por la disposición de Derecho nacional.

Otras frentes judiciales que tiene la banca

Con esta sentencia, a la banca se le abre otro frente judicial. La cláusula de vencimiento anticipado se suma a otras consideradas abusivas, como la cláusula suelo o la cláusula de los gastos de formalización de la hipoteca.

Ya es recurrente que los jueces nacionales eleven al Tribunal de Justicia de la Unión Europea sus dudas sobre la normativa española y su relación con el derecho europeo. El tribunal europeo el pasado mes de diciembre dictaminó que la banca está obligada a devolver las cantidades cobradas de más por las famosas cláusulas suelo desde la firma de la hipoteca.