Información sobre vivienda y economía

Los tribunales también frenan la plusvalía municipal cuando se vende con ganancias

Autor: Redacción

Un error en el cálculo de la fórmula que aplican los ayuntamientos para cobrar la plusvalía municipal está sirviendo de argumento a los tribunales para tumbar el cobro de este gravamen cuando la venta del inmueble se cierra con ganancias. El TC ya anuló su aplicación cuando la operación incurría en pérdidas. Hacienda y los municipios se reúnen para reformular un impuesto por el que aún se pueden reclamar más de 3.000 millones de euros.

El Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se reúnen para negociar la nueva fórmula para aplicar el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU), que más de un quebradero de cabeza está dando a las administraciones municipales de toda España.

A la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que anula varios artículos de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que afectan al cobro de la plusvalía municipal cuando se vende el inmueble en pérdida, se está uniendo ahora nuevas sentencias de los jueces que ponen en duda y tumban el cobro de este gravamen también cuando se obtiene una ganancia.

¿A qué se deben estas decisiones judiciales? Pues principalmente, proviene de un error en la fórmula que aplican los ayuntamientos.

Según el artículo 107 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2004, “la base imponible del impuesto de plusvalía municipal debe determinarse a partir del valor del bien y con un porcentaje de incremento, fijado en las ordenanzas locales, para estimar la apreciación registrada durante los años que lo ha tenido su último propietario”.

Pero, los gobiernos locales aplican la variable sobre el último valor catastral disponible, lo que en realidad arroja un incremento de valor del bien inmueble en el futuro, no la estimación de esa revalorización durante los años que el propietario ha tenido el inmueble.

Este error de cálculo está suponiendo el sobrecobro de más de 3.000 millones de euros en impuestos cobrados de más, según reclamador.es. Los afectados tienen hasta dos años para reclamar los pagado si han hecho autoliquidación. Sin embargo, en los ayuntamientos que realizan la liquidación, el contribuyente solo tiene un mes para reclamar.