Información sobre vivienda y economía

En qué caso compensa pedir una hipoteca o un préstamo personal

Autor: Redacción

Un usuario de idealista/news nos cuenta que necesita 40.000 euros y no sabe qué opción escoger: una hipoteca o un préstamo personal.

En estos casos, es necesario tener en cuenta varias cosas. La primera, que muchas entidades financieras no conceden hipotecas cuando los importes son bajos. En el caso de ING, por ejemplo, son a partir de 50.000 euros. Y la segunda está relacionada con los costes que debemos asumir a la hora de firmar una hipoteca o un préstamo personal.

El hipotecario lleva aparejado unos gastos fijos que disparan su coste real, como por ejemplo la tasación, el notario o el Registro de la Propiedad, por lo que no suele compensar asumirlos si pedimos un importe bajo. Aun así, es necesario echar cuentas, ya que los préstamos personales están sujetos a intereses más altos (de entre un 5% y un 8%, aproximadamente, mientras que las hipotecas están por debajo del 2,5%) y los plazos para devolver el dinero son mucho más cortos: suelen ser de 10-12 años, frente a los 20-30 años que suelen durar de media las hipotecas.

Por tanto, lo mejor es valorar el coste real de la operación y ver si tenemos capacidad de pago para el préstamo personal, ya que la cuota será bastante más elevada que en el caso de la hipoteca.

Mira cómo se ha resuelto la duda