Información sobre vivienda y economía

Las mejores hipotecas para financiar la compra de una segunda residencia

Lo tienes decidido. Has encontrado la casa perfecta para pasar fines de semana, puentes y vacaciones, pero necesitas financiación para poder comprarla. Lo primero que debes tener en cuenta es que, por regla general, los bancos limitan el porcentaje de financiación para comprar una segunda residencia frente a la vivienda habitual.

Sin embargo, esto no quiere decir que las condiciones de los préstamos sean peores. Según el comparador de idealista/hipotecas, encontramos varias hipotecas variables a 25-30 años que permiten la compra de una segunda residencia a unos tipos muy competitivos: un diferencial máximo del 1,2% + euríbor. Destacan las de Kutxabank, BBVA, Abanca, Ibercaja y Bankia.

La mayoría de ellas libran al cliente de comisiones, establecen una serie de vinculaciones y fijan un tipo de interés más alto durante el primer año de vida del préstamo. Resumimos de la mano de idealista/hipotecas las principales características de cada caso:

Hipoteca variable a 30 años de Kutxabank

Es la más barata del momento: en concreto, está sujeta a un tipo de interés del 0,8%+euríbor, lo que se traduce en una cuota mensual de unos 469 euros para un importe de 150.000 euros, aunque durante los 12 primeros meses el interés asciende hasta el 1,45%.

Su periodicidad de revisión es anual y establece una comisión de apertura del 0,25% (es la única del ranking), así como una penalización por cancelar el préstamo de forma anticipada, ya sea de forma parcial o total. Si la amortización se lleva a cabo durante los primeros cinco años de vida del préstamo, la comisión es del 0,5%; a partir de dicho momento cae al 0,25%.

En lo que se refiere a las vinculaciones, la entidad exige al cliente que domicilie la nómina, que utilice las tarjetas, que contrate los seguros de viga y hogar o que se abra un plan de pensiones. A pesar de que son muchas condiciones, el banco da flexibilidad al hipotecado.

Hipoteca variable a 25 años de BBVA

BBVA es otra de las entidades más destacadas del ranking. Su hipoteca variable a 25 años permite financiar hasta el 70% del precio de compra de una segunda residencia. En este caso, el préstamo está sujeto a un tipo de interés del 0,89%+euríbor. No obstante, durante los primeros 12 meses, el interés a pagar es un 1,89%. Teniendo en cuenta este interés y que el plazo es más reducido que en las demás ofertas, la cuota mensual ronda los 558 euros.

Su periodicidad de revisión es semestral y no establece comisión de apertura, aunque sí penaliza la cancelación anticipada. Al igual que Kutxabank, fija una penalización del 0,5% para la amortización parcial o total durante los primeros cinco años de vida del préstamo. Pasado ese tiempo, baja al 0,25%.

En el caso de las vinculaciones, lo más destacado es que BBVA exige al cliente que domicilie su nómina y contrate con la entidad el seguro de hogar y de vida.

Hipoteca variable a 30 años de Abanca

La tercera hipoteca más destacada del ranking es de Abanca, y permite financiar hasta el 60% del precio de compra de la segunda residencia. Este préstamo está sujeto a un interés del 0,9%+euríbor, lo que se traduce en una cuota que ronda los 475 euros mensuales, aunque durante el primer año de vida el interés a pagar alcanza el 1,25%. Su revisión es anual.

A pesar de que la letra mensual de esta hipoteca es algo más cara que la de Kutxabank y BBVA, destaca por librar al cliente del pago de comisiones tanto al abrir el préstamo como al cancelarlo de forma anticipada. En lo que a vinculaciones se refiere, Abanca está en línea con sus competidores: es necesario domiciliar la nómina en la entidad y contratar el seguro de hogar y de vida.

Hipoteca variable a 30 años de Ibercaja

La cuarta oferta más destacada del ranking también tiene un diferencial inferior al 1%. Se trata del préstamo variable para segunda residencia de Ibercaja, que fija un interés del 0,95%+euríbor a devolver en un plazo máximo de 30 años, lo que supone unos 479 euros mensuales. No obstante, durante los primeros 12 meses el interés a pagar es un 1,5%.

Esta hipoteca, cuya revisión es semestral, tiene entre sus grandes ventajas que no establece comisiones por apertura ni cancelación, al igual que hace Abanca. Además, sus vinculaciones están en línea con las que fijan sus competidores: solo es necesario domiciliar la nómina y contratar con la entidad los seguros de hogar y vida. Otro de sus puntos fuertes es que permite financiar hasta el 70% del precio de compra del inmueble, igual que BBVA.

Hipoteca variable a 30 años de Bankia

Bankia es la quinta entidad que entra en el ranking de las mejores hipotecas para comprar una segunda residencia, aunque es la única que fija un interés superior al 1%. En concreto, el interés es del 1,2%+euríbor, lo que deja la cuota mensual en unos 496 euros para un importe de 150.000 euros, y establece una revisión semestral. ¿Y dónde se diferencia del resto? La respuesta es que no establece un interés inicial más elevado durante los primeros 12 meses de vida del préstamo, como sí hacen los otros cuatro bancos.

Al igual que Abanca e Ibercaja, la hipoteca de Bankia no penaliza al cliente ni por abrir el préstamo ni por amortizarlo de manera anticipada. Además, la única vinculación que exige es domiciliar la nómina, por lo que no es necesario contratar con la entidad ni los seguros de hogar y vida, ni abrirse un plan de pensiones.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.