Información sobre vivienda y economía

La banca ha aprobado hasta agosto casi 900.000 moratorias hipotecarias por la crisis del covid-19

El sector financiero ha recibido más de un millón de solicitudes por parte de los clientes

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La banca sigue aprobando a marchas forzadas las solicitudes de los clientes para beneficiarse de una moratoria en el pago de la hipoteca en plena crisis del coronavirus. Una suspensión temporal de la que se benefician tanto asalariados como autónomos y que incluye tanto la vivienda como inmuebles vinculados con la actividad económica, como puede ser un local o una pequeña oficina.

Según los datos del Banco de España, a cierre de agosto el sector financiero había dado luz verde a 893.343 procesos, prácticamente un 90% de las peticiones recibidas (que superan el millón). La mayor parte de ellas (666.700) se corresponden con las moratorias sectoriales; esto es, la alternativa privada que pusieron en marcha los bancos y que incluye unas condiciones menos estrictas que la moratoria aprobada por el Gobierno. En total, hay suspendidos más de 45.000 millones de euros en hipotecas. 

Las cifras del supervisor financiero apuntan a que el sector ha recibido más de 731.600 solicitudes por parte de los hipotecados, lo que significa que de momento ha salido adelante más del 91% del total, y superan las previsiones que manejaban los notarios. En cambio, de las 269.000 peticiones de las moratorias del Ejecutivo, la tasa de aprobación se sitúa en el 84% (226.644, frente a las más de 269.000 solicitudes).

¿Y por qué existen tantas diferencias? La respuesta es que, mientras la alternativa legislativa está dirigida a los colectivos más vulnerables y tiene unos requisitos muy exigentes, que ya llevaron a los expertos a alertar de que impedía una aprobación masiva, la moratoria motivada por la banca solo exige como requisitos haber entrado en un ERTE, haber perdido el empleo o haber sufrido una pérdida significativa de ingresos o un cese de actividad en el caso de autónomos, “el acuerdo sectorial es de aplicación a personas que, a pesar de haber sufrido una reducción de ingresos y capacidad de pago con motivo del covid-19, no cumplan los requisitos para acogerse a las moratorias públicas”, según explica la patronal bancaria. Eso sí, la formalización de la hipoteca debe ser anterior al 14 de marzo de 2020. 

Por otro lado, hasta el  31 de agosto la banca ha dado luz verde a 391.904 solicitudes de suspensión de pago de préstamos sin garantía hipotecaria, entre los que se encuentran por ejemplo los préstamos al consumo, un 89% de las peticiones recibidas. El saldo pendiente de amortización de las moratorias ronda los 2.883 millones de euros.

El Banco de España vuelve a situar a los asalariados como los principales beneficiarios de las suspensiones temporales del pago de las hipotecas y de los préstamos sin garantía hipotecaria, al representar en torno al 70% del total. Y dentro de los autónomos, el desglose por ramas de actividad muestra quelos principales sectores beneficiarios de la moratoria son comercio, hostelería y otros servicios, seguidos a cierta distancia de actividades profesionales, científicas y técnicas, transporte y construcción. "Conjuntamente, estos sectores de actividad representan casi el 80% del total de moratorias para autónomos a las que se ha dado curso hasta la fecha", destaca el organismo liderado por Pablo Hernández de Cos. 

El peso de la construcción y el inmobiliario

Los datos del Banco de España muestran que los autónomos vinculados con la construcción tienen un peso relevante en las moratorias concedidas sobre préstamos con garantía hipotecaria, y que éste es muy superior al registrado por las actividades inmobiliarias. En concreto, el ladrillo suma casi 16.000 procesos, frente a los 4.780 de las inmobiliarias.

En el caso de las suspensiones de préstamos hipotecarios en la modalidad aprobada por el Gobierno, los procesos de autónomos ligados a la construcción suponen un 5,5% del total, con 5.816 en curso, frente al 1,5% que representa el inmobiliario (con 1.580 peticiones aprobadas). Hostelería, comercio y otros servicios lideran el ranking con más de 20.000 moratorias aprobadas (cada uno tiene un peso superior al 20%).

En el caso de las suspensiones temporales sectoriales (la vía activada por la banca), la construcción supone un 5,8% del total, con casi 10.000 procesos aprobados, mientras que el inmobiliario supone un 1,9% (con casi 3.200). El comercio vuelve a encabezar la clasificación al representar un 19% (hay más de 33.000 peticiones en marcha), seguido de la hostelería (un 16,9%, con casi 29.200 solicitudes) y otros servicios (1supone un 16,5% del total, con más de 28.400 moratorias vigentes).