Información sobre vivienda y economía

En qué destaca la hipoteca variable de Openbank frente a la competencia (y no es solo el interés)

Libra al cliente de las comisiones habituales, vale para segundas residencias y da margen en el plazo de contratación

Autor: Redacción

La hipoteca variable de Openbank es una de las alternativas para la compra de vivienda más competitivas del momento. Y eso que no es la más barata del mercado.

En términos generales, la mejor oferta de la entidad digital del Grupo Santander establece un tipo de interés inicial del 1,95% durante el primer año de vida de la hipoteca, mientras que a partir de entonces el interés se sitúa en euríbor + 0,95% (2,15% TAE). Para conseguir estas condiciones, basta con que el cliente domicilie su nómina o pensión y que contrate el seguro de hogar, mientras que otros bancos establecen otras bonificaciones adicionales como contratar un seguro de vida o abrir un plan de pensiones y realizar aportaciones periódicas.

En el caso de que el cliente no quiera cumplir dichas condiciones, el interés sigue siendo muy competitivo: durante los primeros 12 meses, el tipo sería un 2,35%, mientras que pasado ese plazo bajaría a euríbor + 1,35% (2,37% TAE).

Otra de sus ventajas es que la entidad asume todos los gastos relacionados con la formalización de la hipoteca, incluida la tasación de la vivienda, y siempre que la operación salga adelante. Este es uno de los pocos gastos que, según la normativa vigente, recae en los consumidores, así como las copias de la escritura que soliciten.

Y en cuanto a las comisiones, la hipoteca variable de Openbank solo establece una penalización en el caso de que el cliente cancele la totalidad del préstamo durante los tres primeros años de vida del mismo. En ese caso, debe asumir un 0,25% del capital reembolsado de forma anticipada. Sin embargo, no penaliza las amortizaciones parciales, ni tampoco la apertura de la hipoteca, la subrogación o el cambio de las condiciones iniciales.

Otra de las características en las que destaca es que permite financiar tanto la compra de una vivienda habitual como de una segunda residencia. Si se trata de una residencia habitual, el cliente puede conseguir por regla general el 80% del menor de estos dos importes: el valor de tasación o el precio de compra. Para cualquier otro inmueble, el porcentaje máximo a financiar es del 70%. En cualquier caso, el importe debe ser de al menos 30.000 euros.

Por último, Openbank también se desliga del mercado a la hora de fijar el plazo máximo de contratación de la hipoteca. Y es que el plazo, sumado a la edad del cliente, no puede superar los 80 años, frente a los 75 años que suele establecer el sector financiero.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.