Información sobre vivienda y economía

¿Cómo calculan los bancos el límite de las tarjetas de crédito?

Gtres
Gtres
Autor: @javierpicazo

Una de las formula que tiene una persona para lograr financiación es solicitar al banco una tarjeta de crédito. Algunas cobran una cuota mensual, pero muchas otras no. El límite de crédito mensual cubre una horquilla inmensa y depende de una negociación entre el cliente y la entidad en la que hay varios factores en liza: la política de riesgos de la empresa, el temor a la morosidad, los ingresos del solicitante o el comportamiento de pago.

Especial navidad 2014: trucos para usar tu tarjeta de crédito

“Hay personas que van a un banco pensando que les van a dar una tarjeta de crédito con 3.000 euros de límite y se llevan el chasco al ver que ese límite son 1.000 euros. Pero, a pesar de lo que diga la publicidad de los bancos, el límite es algo que se calibra en función de la solvencia y poder adquisitivo del cliente y que puede evolucionar conforme demostremos fiabilidad”, detalla el responsable de idealista hipotecas, Juan Villén.

A pesar de que las entidades fijan un límite inicial en las tarjetas de crédito, ese límite puede modificarse por ambas partes en función de las necesidades. Si un cliente necesita aumentar su límite en un momento concreto, como son las vacaciones, el banco estudiará su propuesta y evaluará su autorización.

Lo que está claro es que para determinar el límite cada entidad bancaria tiene unos baremos: “Unas lo determinan por el ratio de los ingresos netos mensuales, otras puntúan al cliente dependiendo de su estabilidad laboral o personal y otras no dan tarjetas de crédito a personas que no sean ya clientes de la entidad”, detalla Villén.

La estrategia que suelen utilizar es la de ofrecer un límite inicial bajo y durante un periodo de unos 3 meses observar el comportamiento de pago del cliente. Si es bueno, suelen elevarlo.

No obstante, Villén avisa del riesgo de elevar el límite: "Es un arma de doble filo. Si se trata para una necesidad puntual (como las compras de navidad) te puede venir bien ya que todo ese gasto se puede transformar en beneficios en un programa de puntos. Al igual que para ir al extranjero, donde es más seguro y económico llevar siempre tarjeta”. 

Por ello, recomienda “gestionar prudentemente” este límite para no llevarnos un susto desagradable a fin de mes.

Especial navidad 2014: trucos para usar tu tarjeta de crédito