Información sobre vivienda y economía

La factura de la luz sube en la pandemia: estos trucos "caseros" ayudan a bajar el consumo

Free-Photos por Pixabay
Free-Photos por Pixabay
Autor: Redacción

Entre los cierres perimetrales y el teletrabajo es normal que el importe de la factura de la luz que hay que pagar a final de mes se dispare, sobre todo si se trata de una familia con niños. Pero hay pequeños consejos que pueden ayudar a minimizar la factura mensual, como evitar dejar los aparatos en stand-by o sustituir las bombillas incandescentes por modelos de bajo consumo clase A.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) informa que el mes de marzo cierra con una subida del 57% del precio mayorista de la electricidad con respecto al pasado mes de febrero. Esta subida supondrá un incremento de 7 euros en la factura de un hogar medio. Este aumento se debe al errático comportamiento del precio de la electricidad como en todos los meses de marzo de los últimos años, debido a la influencia de la climatología.

OCU advierte que esta subida del precio de la electricidad supondrá un incremento en la factura que pagan los consumidores. Para un hogar medio (4.6 kW de potencia y un consumo anual de 3500 kWh) este incremento del precio de la energía acabará traduciéndose en una subida de la factura mensual de 7 euros, pasando de 55.22 euros del mes de febrero a los 62 euros este mes de marzo.

La OCU y la Asociación portuguesa para la defensa del Consumidor ofrecen una serie de trucos caseros para reducir el consumo eléctrico. Son gestos sencillos que ahorran mucha energía y que permiten usar los distintos electrodomésticos de forma eficiente:

  • Simular el consumo y estudiar las posibilidades de adherirse a diferentes tarifas. A pesar de este incremento, los precios del kWh con las tarifas indexadas, entre las que destaca la tarifa regulada PVPC, siguen siendo claramente inferiores a los que ofrecen las tarifas con un precio fijo. 
  • Dado que la luz solar es la más eficiente de todas las formas de iluminación, deberías utilizarla siempre que sea posible.
  • Apagando las luces de las habitaciones desocupadas, ahorrarás unos cuantos euros en iluminación.
  • Sustituye las bombillas incandescentes por modelos de bajo consumo de clase A (por cada bombilla puedes ahorrar hasta 10 euros al año).
  • No dejes los aparatos en stand by o modo de espera. Según la Comisión Europea, este consumo representa el 10% de la factura eléctrica de los hogares.
  • Desenchufa los cargadores de aparatos cuando la batería esté cargada.
  • Compra aparatos eléctricos de las clases A, A+ y A++.
  • Utiliza las lavadoras y los lavavajillas a plena carga y con programas económicos.
  • Comprueba que el frigorífico cierra correctamente y ajusta las temperaturas. Disponga los alimentos de forma que el frío se distribuya y elimine la acumulación de hielo.
  • Si es posible, seca la ropa al aire libre y plánchala cuando aún esté un poco húmeda; así también ahorrarás en el planchado. De paso, apaga la plancha cinco minutos antes de terminar y aprovecha el calor acumulado.