Información sobre vivienda y economía

Más de la mitad de la deuda española está en manos de extranjeros: tienen 400.000 millones en cartera

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los inversores no residentes compraron en marzo 5.700 millones de euros en deuda española, una cifra que eleva su exposición total hasta 394.500 millones. Se trata de un nuevo récord histórico y representa un 52,87% del total en circulación según las estadísticas del Tesoro Público.

En los últimos años, los inversores extranjeros han ido aumentando poco a poco los títulos españoles en su cartera. Tanto que ya tienen más de la mitad de los 745.600 millones que hay en circulación. En concreto, y tras los 5.692 millones que compraron en marzo (último dato disponible), poseen 394.479 millones de euros; esto es, el 52,87% del total.

Su exposición, por tanto, duplica al segundo mayor tenedor de deuda española: los bancos domésticos. El sector financiero, según los datos del Tesoro, ha cerrado el primer trimestre con 172.702 millones de euros en cartera, el 23,16% del total.

Las aseguradoras, por su parte, poseen 55.829 millones de euros (lo que representa el 7,5%), mientras que las administraciones públicas tienen un 6,9% (unos 51.420 millones); los fondos de inversión, un 4,26% (31.726 millones) y los particulares, un 0,77% (5.773 millones de euros).

Un 2015 de récord

La cantidad de letras, bonos y obligaciones españoles que tienen los no residentes ha marcado máximos históricos, renovando los récords de los dos primeros meses del año: en febrero, por ejemplo, tenían 388.479 millones (el 52,56% del total), mientras que en enero poseían 377.285 millones (el 50,18%).

Además, estas cantidades son muy superiores a que las que hemos visto en el pasado. En marzo de 2014, sin ir más lejos, tenían algo menos de 302.800 millones de euros, mientras que a cierre de 2008 poseían cerca de 145.000 millones. Por tanto, en poco más de seis años, han multiplicado por 2,7 veces su exposición a deuda española.

No hay duda de que en un entorno de tipos extremadamente bajos y con la expectativa de que España crezca el doble que la eurozona, los extranjeros siguen considerando que la deuda doméstica es una buena opción de inversión.

De momento, al menos, podemos decir que 2015 es un año de récord y que lo puede seguir siendo: a los extranjeros solo les faltan 5.829 millones para alcanzar la barrera psicológica de los 400.000 millones, algo que podría haberse producido en abril.