Información sobre vivienda y economía

Los vehículos tendrán su propia etiqueta en función de sus emisiones

Autor: Redacción

La Dirección General de Tráfico enviará las primeras etiquetas de calidad medioambiental para los vehículos más eficientes de “cero emisiones” o calidad ECO, dentro del denominado Plan Aire de protección y calidad de la atmósfera. La nueva clasificación del parque de vehículos en España, compuesto por 32 millones de unidades, ofrecerá beneficios fiscales y otras ventajas a los 16 millones de vehículos eficientes que existen en la actualidad.

Primero fueron los electrodomésticos, luego las viviendas y ahora le toca el turno a los vehículos. Todos han acabado siendo clasificados según criterios de calidad y eficiencia energética y medioambiental. Los turismos, motos, furgonetas, camiones y demás vehículos comenzarán a contar paulatinamente con una pegatina que identifique su grado de emisiones contaminantes.

“Esta medida tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente”, según la propia Dirección General de Tráfico (DGT).

La publicación de la clasificación del parque de vehículos y el envío de los distintivos forman parte del llamado Plan Aire, Plan Nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 que en breve saldrá publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La implantación de estos distintivos de color azul y verde, que por ahora no será obligatorio colocarlos de forma visible en el vehículo, se hará de forma progresiva. Ya se han enviado 10.000 etiquetas para los titualres de los vehículos “cero emisiones”, principalmente los eléctricos. La próxima fase será para los 100.000 titulares de vehículos clasificados como ECO, principalmente los híbridos.

En futuras campañas se realizará el envío a los titulares de vehículos con categoría C, que incluye principalmente a los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014, y categoría B, turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006, hasta alcanzar los 16 millones de vehículos, la mitad del parque móvil en España.

Las autoridades municipales y autonómicas podrán decidir en cada momento qué incentivos ofrece a los vehículos menos contaminantes en su ámbito de competencia sobre fiscalidad, movilidad o medio ambiente.