Información sobre vivienda y economía

La socimi española Merlin, uno de los ases inmobiliarios en bolsa de JP Morgan para 2018

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Las grandes compañías inmobiliarias europeas han empezado el curso bursátil con altibajos. Tras un gran 2017, los inversores están recogiendo parte de las cuantiosas plusvalías acumuladas. En el ecuador del mes de enero, el índice Stoxx Europe 600 Real Estate que agrupa a los grandes transatlánticos del ladrillo del Viejo Continente pierde algo más de un 2%. Una todavía suave corrección mientras los analistas afinan sus apuestas de cara a 2018.

JP Morgan ha sido una de las primeras grandes firmas de análisis que ha puesto negro sobre blanco sus preferencias para el nuevo año. El banco estadounidense tiene claro que los valores de Europa Continental pueden dar muchas más alegrías que los británicos. La razón no es otra que la mayor velocidad a la que transita la economía de la zona euro respecto a la británica después de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

JP Morgan amplía su ramillete de razones para apostar por las inmobiliarias continentales porque, además, las valoraciones son más atractivas y las previsiones son más benignas. Con estas cartas sobre la mesa, la firma ha subido a sobreponderar la recomendación sobre gigantes como Gecina, Klepierre y Wereldhave, a quienes otorga potenciales alcistas entre el 19%y el 32%.

En este grupo está también Merlin Properties, la única inmobiliaria española a la que mejora previsiones y a la que otorga un recorrido alcista de más del 20% a medio plazo. La compañía liderada por Ismael Clemente es una de las pocas del  Stoxx Europe 600 Real Estate Index que suben en este irregular comienzo de 2018 en bolsa.

La ganancia es suave, pero suficiente para mantener a Merlin cerca de los máximos de 2017 de 11,89 euros por acción. Con 5.330 millones de capitalización bursátil, Merlin es la mayor socimi española en bolsa. Junto a Colonial, son los dos representantes en el Ibex 35 de un sector emergente (con un valor en bolsa de unos 20.000 millones de euros) que ha atraído a su capital a los grandes fondos internacionales especializados o no en el sector inmobiliario.

Mientras los grandes grupos españoles (promotoras puras como Neinor y Aedas suben con claridad en los primeros días de 2018) y por extensión de la zona euro parecen gozar de buena salud bursátil y expectativas halagüeñas, en las conclusiones de JP Morgan hay pocas alegrías para las inmobiliarias británicas, penalizadas por la incertidumbre económica que está provocando el Brexit. 

Pero sí hay una excepción, Land Securities, a la que JP Morgan considera un 'top pick' (valores favoritos) porque "no se puede ignorar hasta qué punto está barata en bolsa". La compañía lo hizo un 17% peor que sus comparables británico el año pasado. Por el contrario, la firma rebaja hasta neutral a otras inmobiliarias británicas como LondonMetric y Shaftesbury.