Información sobre vivienda y economía

La crisis argentina, un peligro: España es el segundo país que más invierte del mundo

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

La victoria electoral de Alberto Fernández, el candidato que lleva en sus listas a Cristina Fernández de Kirchner, en las primarias de Argentina ha sido una completa sorpresa para los inversores, que descartaban la vuelta de los peronistas al poder. Y, aunque las elecciones definitivas no se celebran hasta octubre, esta simple posibilidad está desatando una tormenta en los mercados internacionales.

El lunes, en plena digestión de los resultados, la bolsa argentina se desplomó más de un 30% (registró la mayor caída intradía de la historia), el peso se depreció frente al euro un 40% y se dispararon las probabilidades de quiebra del país en los próximos cinco años. Los llamados CDS (Credit Default Swap), los seguros que compran los inversores para protegerse de un posible impago, se han disparado hasta el 75%, frente al 49% que registraban antes de los comicios, mientras que la prima de riesgo del país se ha duplicado en apenas dos días y ya se sitúa en torno a 1.000 puntos básicos.

Esto significa, según la gestora Aberdeen AM, que el mercado ha empezado a poner en precio la quiebra financiera argentina, mientras que en las últimas horas se han colapsado las páginas web de los bancos y los ciudadanos tienen problemas para cambiar pesos.  

Los nervios se han apoderado de las bolsas y muchos inversores están buscando refugio en el oro, que marca máximos de seis años al moverse en torno a 1.530 dólares la onza, y en la deuda pública europea. 

Pero quienes no se están librando de la tormenta que ha desatado Argentina son algunas de las empresas más importantes de la bolsa española, que tienen muchos intereses en el país. Según recuerda Joaquín Robles, analista de XTB, "España es el segundo país extranjero, después de EEUU, con mayor exposición a Argentina, ya que cuenta con casi 6.000 millones de euros de inversión", por lo que supone "una importante fuente de ingresos para muchas empresas españolas".

Si hay un sector perjudicado ese es el financiero, ya que los bancos españoles son los más expuestos al país: en concreto, concentran un 52% del riesgo de la banca internacional. El analista de XTB recuerda que "BBVA es el banco más debilitado, ya que el 5.3% de los resultados del grupo provienen de allí. Además, es el único valor que cotiza en la bolsa del país, y ayer registro caídas del 45%. Santander también obtiene cerca del 5% de sus ingresos en Argentina, y es uno de los líderes en volumen de créditos del país". 

Además de la gran banca, hay otras empresas con una elevada exposición a Argentina.

Desde XTB detallan que Telefónica cuenta con una exposición del 4,7%, y durante los últimos meses ya se ha planteado una desinversión en el país con el objetivo de continuar reduciendo deuda y el riesgo divisa. Prosegur también se verá perjudicada, ya que durante los últimos resultados trimestrales achacó la reducción de beneficios a los tipos de cambio. La compañía de seguridad presentó una cifra de beneficios más baja a pesar de crecer en sus tres divisiones principales, trasporte de dinero, alarmas y seguridad.

Mapfre, por su parte, tiene una cuota de mercado muy pequeña, pero ofrece seguros de hogar y coche en el país argentino, mientras que Inditex tiene 11 tiendas de Zara, casi 900 trabajadores y una inversión neta cercana a los 100 millones de euros. 

La cadena de supermercados Dia cuenta con más de 900 tiendas, y este mercado le supone más de un 13% de sus ingresos. Para Codere la situación es más comprometida, ya que este es su segundo mercado, y supone el 22% de los resultados del grupo. A la lista de afectadas también se suman Naturgy, Indra, ACS, Acciona y Elecnor.

Tras el resultado electoral, los inversores han descontado un fuerte empeoramiento de las perspectivas económicas. "Hay que recordar que Argentina se encontraba en una situación de quiebra técnica si no fuera por el rescate sin precedentes del FMI de 2018", agrega el analista de XTB. En concreto, el FMI le prestó unos 57.000 millones de dólares y el Gobierno de Mauricio Macri se comprometió a alcanzar el equilibrio fiscal en 2020. Algo que, actualmente, se antoja imposible. 

El banco de inversión Bank of America-Merrill Lynch ha confirmado que va a revisar a la baja las previsiones del país, a quien prevé una inflación elevada y un menor crecimiento económico (el país ya está en recesión). Para este año, se prevé una contracción del PIB argentino cercana al 1,3% y una inflación del 40%.

Por ello, la entidad sostiene que ve probable una reestructuración de la deuda de cara al año que viene, dada las necesidades de financiación del país y su acceso limitado al mercado. 

Bloomberg
Bloomberg

Por su parte, Matti Greenspan, analista senior de mercados de eToro, sostiene que la crisis argentina es otro drama añadido a la incertidumbre de los mercados, en los que están pesando en la escalada de las tensiones entre los manifestantes y las autoridades de Hong Kong, las elecciones anticipadas en Italia, la caída rápida de los rendimientos de los bonos y la posible recesión global.