Información sobre vivienda y economía

Los bajistas amplían la tregua al sector inmobiliario, con el camino despejado en bolsa

Socimis y promotoras escapan del ataque generalizado de los 'hedge fund' a las grandes cotizadas españolas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El primer tercio del año bursátil ya ha quedado atrás. Y con él, una subida del Ibex 35 cercana de alrededor del 10% muy satisfactoria vista de forma aséptica y no tanto si se tiene cuenta que la de la media de los grandes mercados europeos ha sido bastante superior. En cualquier caso, los cuatro primeros meses de 2021 dejan un balance muy satisfactorio que cualquiera habría firmado a ojos cerrados. Pero no todo el mundo apuesta por la continuidad de la subida.

Los inversores bajistas se han posicionado en estas últimas semanas. En abril, han puesto en marcha uno de los ataques más relevantes de los últimos tiempos. Los 'hedge fund' no han reparado en gastos y, sin demasiados miramientos, han puesto en el centro de la diana también a los pesos pesados de la bolsa española. En su saco de posiciones cortas han entrado los Banco Santander, Iberdrola y Telefónica de turno durante el mes pasado.

Eléctricas, empresas de telecomunicaciones y bancos, los tres sectores que más pesan en el mercado español, se han convertido en las víctimas favoritas de los 'hedge'. Hay un cuarto, el constructor, muy representado en el Ibex 35 que tampoco escapa de la presión de los inversores con más colmillo del planeta. ACS es su representante más buscado entre los grandes inversores bajistas internacionales.

Pero hay otro sector, con un peso extraordinario en la economía nacional, que está completamente fuera del ataque general a la bolsa española. Se trata del inmobiliario, tanto en la vertiente de las socimis especializadas en alquiler como en el de las promotoras puras, que está totalmente limpio de posiciones bajistas. Al menos de apuestas por las caídas de las cotizaciones de al menos el 0,5% del capital, que son las que hace públicas el supervisor bursátil.

Son esas mismas posiciones abultadas que meses atrás sufrieron las dos socimis del mercado continuo, Colonial y Merlin Properties, y de las que se ha perdido el rastro. En marzo, los 'hedge' de BlackRock llegaron a alcanzar alrededor del 0,6% de las dos únicas inmobiliarias del Ibex 35. Las más grandes del sector y las más líquidas. ¿Cómo se explica que los 'hedge' se hayan ido con la música a otra parte de forma tan radical en los dos titanes del sector?

Ambas socimis suben en bolsa este año, aunque en proporciones muy distintas. Colonial avanza en torno a un 5% y Merlin lo hace alrededor de un 20%, doblando el avance del Ibex 35. Pero más allá de las diferencias de comportamiento, las dos han dejado muy atrás los peores momentos del año, antes de que las campañas de vacunación cogieran velocidad y aumentaran las expectativas de crecimiento económico a nivel global.

Con estas credenciales, los inversores bajistas han hecho una extraordinaria excepción en el sector inmobiliario. En Lar, la tercera socimi del mercado continuo español por liquidez y valor de mercado especializada en centros comerciales, no hay rastro de 'hedge fund' desde 2019. Y la historia es muy similar en las promotoras, donde los temidos fondos están firmando una tregua larga y duradera.

Todo el sector arranca el mes de mayo con avances que, con la excepción de Metrovacesa, no son lo suficientemente relevantes como para despertar el apetito de los los fondos que apuestan por una caída de las cotizaciones. De momento, las inmobiliarias no tienen por delante obstáculos significativos desde el lado de los 'hedge fund', que de momento ponen su atención en los sectores más grandes del mercado español.