Información sobre vivienda y economía

Almagro Capital multiplica por ocho la contratación en julio y se hace mayor en bolsa

Luis Ulibarri, socio fundador y vicepresidente de Almagro Capital / Almagro Capital
Luis Ulibarri, socio fundador y vicepresidente de Almagro Capital / Almagro Capital
Autor: Redacción

Hay un antes y después en bolsa para Almagro Capital después de la ampliación de capital de 50 millones de euros cerrada el pasado 7 de julio. De una tacada, la firma especializada en vivienda inversa entra en el club de las empresas cotizadas con un valor de mercado superior a los 100 millones de euros y supera los 1.000 accionistas. Pero sobre todo, se hace mayor en bolsa donde más importa: en el volumen de contratación o, lo que es lo mismo, la liquidez.

El 7 de julio, fueron admitidas a cotización los 40 millones de acciones procedentes de la ampliación de capital. Y, en paralelo, el departamento de supervisión de BME Growth decidió que Almagro Capital diera el salto a la modalidad de contratación general, con un periodo de sesión abierta entre las subastas de apertura y cierre. Una medida que aporta mayor liquidez a la compañía y que ha tenido un efecto inmediato en las cifras de actividad en bolsa.

Sólo en lo que va del mes de julio, han cambiado de manos 2,6 millones de acciones de la socimi. Una cifra que contrasta extraordinariamente con los apenas 315.000 títulos intercambiados el mes de junio anterior. Aunque no ha finalizado julio, la contratación se ha multiplicado por ocho de un mes para otro, a pesar de que el número de acciones en circulación de Almagro se ha duplicado tras la ampliación de capital.

¿Qué significan estas cifras? Básicamente, que Almagro Capital es ahora una sociedad con mucho más seguimiento por parte de los inversores y, por lo tanto, con mucha más visibilidad en Bolsa. El salto es de enormes proporciones, como demuestra que la compañía sólo cotizó en dos de las sesiones del mes de enero, cuatro en febrero y cinco en marzo. Durante todo el primer trimestre, Almagro era un valor sin apenas liquidez en bolsa.

El primer punto de inflexión llegó en abril, cuando el valor empezó a cotizar de forma habitual, pero casi siempre por importes inferiores a los 20.000 títulos diarios. No ha sido hasta julio cuando ha llegado el estallido definitivo en términos de actividad. En hasta 10 ocasiones el volumen de contratación diario ha saltado por encima de los 100.000 títulos, lo que da al grupo una nueva dimensión en el mercado de valores, también por su núcleo de accionistas.
 
La ampliación de capital ha contado con el apoyo de los nuevos inversores como la familia Isidro, antiguos accionistas de Europac, o Mutualidad de la Abogacía, que se incorporaron al capital en septiembre, cuando la compañía realizó otra ampliación de 16 millones de euros. En este último aumento de capital, la gran novedad ha sido Onchena, la sociedad que gestiona el patrimonio de la familia Ybarra Careaga, que ha tomado el 5,5% de la socimi por 5,35 millones.

Con los 50 millones captados en la ampliación, Almagro aspira a acelerar su plan de crecimiento en el negocio de la vivienda inversa. La socimi tiene en fase de estudio una cartera de viviendas de más de 200 millones de euros sólo en Madrid, aunque también está analizando operaciones en otras ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y algunas zonas de País Vasco y Baleares. También estudia su expansión a Portugal.