Información sobre vivienda y economía

El empleo en el ladrillo también se resiente: caen los ocupados en inmobiliarias y constructoras

El número de ocupados en las actividades inmobiliarias se aleja de máximos. La bajada se 'come' todo lo ganado en el último año

Autor: Redacción

Las operciones de compraventa, la firma de hipotecas, la inversión en vivienda... Las variables que empiezan a reflejar la ralentización del sector inmobiliario son muchas, y también están flaqueando las vinculadas al mercado laboral.

Y es que, aunque la remontada del ladrillo ha creado miles de puestos de trabajo en los últimos años, los datos muestran un freno en la creación de empleo tanto en el terreno de las actividades inmobiliarias como en la construcción.

En el terreno inmobiliario, sin ir más lejos, se observa un descenso del número de asalariados de más de 10.000 personas en apenas seis meses, lo que en términos porcentuales se traduce en una caída superior al 6%. Según el INE, actualmente hay 150.200 personas trabajando en actividades inmobiliarias, frente a las 160.500 que había a principios de año y que de momento sigue siendo el récord a batir. El número actual es el más bajo desde primavera de 2018, aunque se mantiene claramente por encima del promedio de la historia reciente. 

Algo parecido es lo que sucede en el sector de la construcción, donde el empleo está en mínimos del último año. La EPA apunta a que actualmente casi 1,27 millones de personas trabajando en empresas de esta actividad, volviendo al nivel de hace un año. 

El máximo reciente marcado por la ocupación en la construcción es del primer trimestre de este año, con 1,281 millones de cotizantes en este sector. Sin embargo, a principios de 2008 había más de 2,6 millones de ocupados. De hecho, la cifra actual está más cerca de los mínimos de la crisis (942.000 personas a principios de 2014) que de los máximos del boom.