Información sobre vivienda y economía

La crisis del covid-19 deja la tasa de paro en España por encima del 15% y destruye un millón de empleos

Autor: Redacción

Llegan los primeros datos oficiales sobre el impacto que ha tenido la crisis del coronavirus en el mercado laboral. Según la Encuesta de Población Activa que publica el INE, la tasa de paro en España ha subido en el segundo trimestre del año, en pleno confinamiento, hasta situarse en el 15,33%, lo que se traduce en 3,36 millones de desempleados. Se trata del nivel más alto desde principios de 2018, según la serie del organismo de estadísticas. 

Por otro lado, el número de ocupados ha bajado en más de un millón de personas entre abril y junio, quedándose en 18,6 millones a cierre del primer semestre. En los últimos 12 meses, el número de ocupados ha caído en casi 1,2 millones, con mayor impacto en el sector privado (de hecho, respecto del mismo trimestre de 2019, el empleo se ha incrementado en 31.500 personas en el sector público y ha bajado en 1.229.100 en el privado). Es la primera vez que la ocupación cae en el segundo trimestre desde que arrancó la recuperación económica en 2014. 

INE
INE

Además, estas cifras no tienen en cuenta a los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo. "La ocupación ha bajado en 1.074.000 personas en el segundo trimestre. Hay que tener en cuenta que esta cifra no incluye a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo que, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se consideran ocupados", explica el INE.

El organismo detalla que entre abril y junio el número de parados se ha incrementado en 55.000 personas, aunque explica que "no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT. Una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que ha aumentado en 1.062.800 personas. Este incremento de la inactividad se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo, a pesar de estar disponibles para trabajar".

La caída de la ocupación ha sido generalizada en todos los sectores de actividad y autonomías, salvo en Baleares, donde se han creado 9.200 empleos en el segundo trimestre. En cambio, los mayores descensos se dan en Cataluña (-223.700), Andalucía (-198.100) y Comunidad de Madrid (-184.400). En el balance de los últimos 12 meses, las regiones que más empleos han perdido son Andalucía (-226.800), Cataluña (-203.600) y Comunidad Valenciana (-140.600).

Si miramos la evolución de los principales sectores de actividad, descubrimos que el más afectado entre abril y junio ha sido el de servicios (-816.900 ocupados), seguido de la industria, (-127.000), la construcción (-108.700) y la agricultura (-21.400). En el último año se mantiene ese orden en lo que se refiere a la caída de ocupados: a cierre de junio, en los servicios hay 922.200 ocupados menos que el año pasado; en la industria 122.300 menos, en la construcción 107.300 menos, y en la agricultura, 45.900 menos. 

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos explican que "la caída de la ocupación en el segundo trimestre sigue concentrándose en los trabajadores con contrato temporal. Mientras que la contratación indefinida se redujo en 361.400 personas, lo que supone una reducción del 2,91%, la temporal lo hizo en 671.900, con una caída del 16,22%", un patrón que se repite en el balance anual, "con una disminución de 929.100 trabajadores temporales y de 232.200 trabajadores con contrato indefinido".

La cartera que dirige Nadia Calviño defiende las medidas de flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y considera que "están mostrándose eficaces para reducir el impacto en el empleo y que éste sea menor que el observado en
crisis anteriores".

Recordemos que las empresas que se acogieran a un expediente de este tipo no podían despedir en un plazo de seis meses, por lo que todavía no se ha recogido el impacto total del covid-19 en el mercado laboral. El mercado cree que la tasa de paro alcanzará el 18% a final de año, aunque hay previsiones que la sitúan otra vez por encima del 20%.