Información sobre vivienda y economía

Barcelona ganará un gran pulmón verde cerca del hospital modernista de Sant Pau

El palacete fue laboratorio y vivienda de la farmacéutica Núria Pla (1916-2011) / Ajuntament de Barcelona
El palacete fue laboratorio y vivienda de la farmacéutica Núria Pla (1916-2011) / Ajuntament de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona recuperó a finales de 2015 una gran finca en el distrito de Horta-Guinardó, la Mas Rabetllat-Pla, con la intención de crear un nuevo espacio cultural en este palacete de 3.000 m2 y otros 36.718 m2 de jardín. Ahora, anuncian que abrirán este gran oasis al público para dar un pulmón verde a la ciudad. Para ello invertirán 7,6 millones de euros en unas obras que durarán 17 meses.

En las urbes es fundamental incluir espacios verdes que ayuden a proteger la ciudad de la contaminación. En Barcelona, con sus escasos 100 km2 acotados por mar y montaña, se convierte en tarea difícil acoplar espacios naturales. La casa 'noucentista' perteneció a la farmacéutica pionera Núria Pla (1916-2011) donde vivió y reunió una importante colección de 800 piezas únicas de mobiliario antiguo de España, además de su laboratorio donde elaboró, entre otros, un suero para luchar contra la tuberculosis.

Cuando la casa fue cedida al Ayuntamiento de Barcelona para darle un uso público, se planteó abrir por etapas el inmueble y dedicarlo al arte y a las ciencias, con sala de exposiciones y visitas guiadas por su valor artístico y los múltiples espacios de la científica.

El edificio, catalogado como Bien de la ciudad, requería una reforma integral para adaptarlo a las nuevas necesidades. Se recuperaría la biblioteca médica o el laboratorio veterinario-farmacéutico de Pla que a día de hoy custodia la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona (UB). La casa, cuando se cedió al Ayuntamiento, estaba casi en ruinas. La dejadez provocó humedades en todas las paredes y un desgaste del mobiliario debido al paso del tiempo.

Ahora el Ayuntamiento ha visto que en esos enormes jardines hay un espacio que servirá como corredor verde y pueden potenciar en él elementos naturales como vegetación, fauna y biodiversidad. El proyecto está pensado para abrirse como parque público con horario de cierre nocturno, al mismo tiempo que velarán por él como patrimonio histórico de la ciudad.