Información sobre vivienda y economía

Las siete claves para entender la anulación del plan urbanístico del Wanda Metropolitano

Atlético de Madrid
Atlético de Madrid
Autor: LuisJa Sánchez (colaborador de idealista news)

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) hacia público hace unos días la anulación del acuerdo de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relativo al área que afecta al estadio Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid. De esta forma, admite los argumentos de la asociación Señales de Humo sobre la nulidad de ese plan urbanístico. En el fallo, al que ha tenido acceso idealista/news, se habla de arbitrariedad y que no se constata el interés general en dicha modificación urbanística.

Desde hace más de quince años la asociación “Señales de Humo” (ASDH), formada por hinchas y accionistas del Atlético de Madrid, ha estado vigilante para preservar el patrimonio del club de la capital de España.  Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y su Sala Contenciosa ha estimado su demanda que fue planteada en marzo del 2017 sobre la modificación puntual del plan general de ordenación urbana que atañe al ámbito del nuevo estadio del Atlético.

Antonio Perea, socio de esta entidad y uno de los abogados que ha gestionado este tema, reconoce que “el principal motivo para presentar la demanda es, como ya lo ha sido en muchas otras ocasiones, el cumplimiento del mandato estatutario que obliga a ASdH a trabajar para que todas las actuaciones en que esté involucrado el Club Atlético de Madrid SAD estén sometidas a la más estricta legalidad”.

Esta sentencia del TSJ Madrid señala la arbitrariedad del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid en la reforma del plan urbanístico y que no queda claro el interés general en la actuación de ambas entidades…

Es cierto, así lo dice. Tenemos que remitirnos al convenio que suscribieron el propio Ayuntamiento de Madrid y el Club Atlético de Madrid en 2008. En ese convenio se acordaba que una vez Madrid consiguiera los Juegos Olímpicos, las instalaciones iban a ser cedidas al propio club madrileño. Ese suelo estaba clasificado como un sistema general de la ciudad siendo su uso el dotacional de servicios colectivos con destino predominante de uso deportivo.

Sin embargo, a lo largo de los años, el uso que se ha dado es privado a nivel deportivo. No un uso a nivel general para ciudadanos. Y eso no ha ocurrido. Por eso la sentencia entiende que hay esa arbitrariedad. Se ha destinado un bien público para una entidad privada.

Desde el Ayuntamiento de Madrid insisten que éste es un tema del anterior gobierno madrileño que les ha llegado a ellos…

Es verdad que arranca de otro equipo municipal, porque se suscribe en el 2008 el citado convenio. Sin embargo, hay que reseñar que el Ejecutivo municipal de Manuela Carmena era conocedor de dicho problema.

Nuestra asociación habló varias veces con José Manuel Calvo, delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y la propia alcaldesa, Manuela Carmena, que no mostraron interés por el tema. De hecho, este procedimiento judicial se inicia el pasado año, ya estando Ahora Madrid en el gobierno de la ciudad.  Al final optamos por llevar el tema a los tribunales.

Por su parte la Comunidad de Madrid alega que este tema es un asunto que ellos visaron pensando que todos los informes presentados eran correctos…

Hay que darse cuenta que en materia de urbanismo quien desarrolla las actividades es el propio Ayuntamiento madrileño. La Comunidad de Madrid, aunque tiene competencias, lo que hace es fiscalizar y revisar el tema. Pero tampoco vieron el problema que se avecinaba...

¿Qué futuro le espera al Wanda Metropolitano, estadio del Atlético, entonces?

Lo primero que quiero desmentir es que el Atlético de Madrid no pueda jugar en dicho estadio. No olvidemos que, aún siendo terrenos de titularidad pública, había ya un estadio. Si los terrenos vuelven a ser de titularidad pública, el estadio sigue funcionando.

El Atlético de Madrid tiene dos opciones, puede jugar hasta el 2021 y luego retornar al Vicente Calderón, anterior estadio, y reclamar a la Comunidad de Madrid y Ayto. de Madrid unos 170 millones de euros por el coste de construcción del estadio, por la compra de la parcela y daños y perjuicios.

Y la otra solución es que siga jugando ahí, en el Wanda Metropolitano,  en una cesión de 75 años abonando un canon anual de 1,6 millones de euros.  Sabemos que ambas partes y el propio Atlético de Madrid van a recurrir este fallo.

Hay que señalar que el TSJM considera en el fallo del que hablamos que existen seis motivos para declarar nula la modificación del Plan de los siete planteados nuestra asociación como demandante.

El primer motivo es la nulidad del plan por desviación de poder

En origen era un sistema general de la ciudad con un uso público dotacional deportivo para lo que se estableció ese suelo. Se iba a construir un Estadio Olímpico para que Madrid fuera capital de los Juegos en caso de ganar la candidatura. A la vez, en terrenos de al lado se construyó el Centro Acuático.

Pese a esto y al convenio firmado por el Ayuntamiento de Madrid y el Club At de Madrid para la cesión del uso del estadio, se trataba de que se cediera este suelo por 75 años a cambio del pago de un canon y el estadio que se construyese sería del At de Madrid. Esto se trunca a lo largo de los años.

Al final se convierte ese suelo en privado para poderlo transmitir a una persona jurídica privada como es el Club At de Madrid. No se cumple, por tanto, con esa regulación urbanística de suelo dotacional.

¿Es factible arreglar este asunto?

Tendrán que realizar las modificaciones correspondientes legales para posiblemente adaptar el acuerdo entre Ayuntamiento y At de Madrid para modificar la calificación de ese suelo. Jurídicamente se puede encontrar la solución.

Otro motivo es la nulidad del planeamiento por desafección de sistemas generales en favor de entidades privadas

Enlaza con el anterior motivo. Se ha producido la desviación de poder porque arbitrariamente el Ayuntamiento de Madrid ha vendido unos terrenos públicos a una entidad privada. Por eso no ha cumplido con los sistemas generales establecidos en el planeamiento. Se ha producido una ventaja en favor de una entidad privada.

Creo que el Ayuntamiento de Madrid debería haber previsto que, si se vendía esa parte de la parcela a una entidad privada, debería mantener los sistemas generales en beneficio de la ciudadanía. Es decir que hubiera suelo para los ciudadanos donde pudieran realizar diferentes actividades deportivas o culturales.

¿Qué solución hay en este asunto?

Ahora que el AT de Madrid esta pensando construir su Ciudad Deportiva en los terrenos donde está el Centro Acuático, en vista a eso, lo que se maneja es que una parte de esa construcción pueda ser utilizada por los vecinos del barrio madrileño de San Blas donde están ubicados estos terrenos. Debe haber otra modificación normativa donde queda claro cuáles son las cargas que deberá soportar el At de Madrid y sus obligaciones cuando construya dicha Ciudad Deportiva.

El tercer motivo que ustedes plantearon tenía que ver con la nulidad por una errónea clasificación del suelo…

El suelo cuando se modifica el planeamiento de estos terrenos estaba clasificado como suelo urbano consolidado. Sin embargo, a la fecha de elaboración de la Memoria y la modificación del Plan, no era así.  Este punto es más salvable para el Ayuntamiento de Madrid porque ya se ha urbanizado ese ámbito para la construcción y utilización del Estadio.  El hecho físico hace cumplir la norma.

Otro motivo es que se vulneraba el nº de plazas de aparcamiento que viene en la normativa de la Comunidad de Madrid...

Según la ley deberían existir 2.272,5 plazas de aparcamiento y se han construido hasta el momento 1.092. Este es el único punto no estimado por el TSJ de Madrid. Cree que es un aspecto que se podrá mejorar a medio plazo, tal y como indica la ley.

Un quinto motivo es un posible fraude de ley: se sustituyen dotaciones por dinero…

En este asunto, al no desarrollarse una parte del territorio hay que dotar parcelas para uso público. Como no se dotaron para uso público, lo que eso generaba es que el At de Madrid compensaba al Ayuntamiento con una cantidad económica. Eso no lo preveía y la ley y por eso se considera nulo.

En la sentencia se esboza la solución. Y es que podrían haber vendido al At de Madrid una superficie mayor de terreno para establecer esas parcelas para que tuvieran un uso dotacional público y evitar el intercambio de dotaciones por dinero.

Sobre el sexto punto que respalda la nulidad tiene que ver con el ruido

Y ello es así porque cuando se creó el expediente administrativo de este asunto por los técnicos de la Comunidad de Madrid del área medioambiental, los informes que realizaron fueron antes de la creación del estadio. Tenían en cuenta el impacto medioambiental de las carreteras y del metro, pero no del propio estadio.

En este tema, aportamos un informe pericial donde se hicieron evaluaciones del impacto acústico ya con el estadio construido. Se hicieron mediciones en varios partidos. Los informes determinaron que se sobrepasan los umbrales en la Ordenanza del Ruido y la necesidad de limitar los decibelios correspondientes.

Y esa obra que hará el At de Madrid en su estadio…

Es necesaria que la haga el club madrileño para mejorar su acústica. Es una obra costosa, pero posiblemente tendrá alguna compensación del Ayuntamiento de Madrid en el momento de su puesta en marcha.

Hay que adoptar las medidas adecuadas de insonorización para que no afecten a terceros ni sobrepase lo establecido en la mencionada Ordenanza del Ruido. No tener el estadio a punto podría ser clave para su cierre como pasa con otros locales con licencia.

El séptimo punto que avala dicha nulidad habla de la falta de un informe de impacto de género en el expediente

Ahora, desde el 2015 es obligatorio por la Ley de Igualdad realizar este tipo de informes en determinados procedimientos de este tipo. En su día no se hizo.  Recuerdo que hace poco se anuló el planeamiento urbano de Boadilla del Monte por el mismo motivo.

Con este informe lo que se intenta ver es el impacto en cuanto a usos y costumbres de un género a otro. Aquí se trataría de analizar el comportamiento de ambos sexos en el campo, qué actividades hacen antes y después del partido o que medios de transporte utilizan.  Además, el AT de Madrid tiene una sección femenina que tendría derecho a jugar en el Wanda Metropolitano como el equipo masculino.

Descárgate la sentencia que anula el plan urbanístico del estadio del Atlético de Madrid