Información sobre vivienda y economía

U-Build: el innovador sistema de autoconstrucción para hacer casas de calidad de forma rápida y barata

Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

La autoconstrucción es una muy buena alternativa para acceder a una vivienda de digna y de calidad a precios razonables y asequibles. Esta práctica ha sido la que ha dominado el panorama de la construcción durante muchos siglos, cuando la mayoría de las casas eran construidas por parte de las mismas familias que las iban a habitar, si acaso con la ayuda de los vecinos que aportaban su granito de arena. En cualquier caso, esta práctica inició un proceso de desaparición de forma paralela al aumento de la complejidad y la sifisticación de las nuevas técnicas constructivas.

Sin embargo, esta forma de construir viviendas se ha mantenido en algunos lugares, especialmente en áreas rurales y en países en vías de desarrollo. También ha resurgido en algunas ciudades, aunque todavía a pequeña escala, como una fórmula para facilitar el acceso a la vivienda en entornos donde el precio o las condiciones sociales suponen una dificultad añadida. Un ejemplo de ello lo encontramos en un proyecto que del que ya hablamos en idealista/news, que se desarrolló proyecto de autoconstrucción con el método Segal, a finales de los años 70, el municipio londinense de basado en el sencillo de no es necesario ni demasiado dinero ni demasiada experiencia para construir una vivienda.

Desde el desarrollo de aquel proyecto ha llovido mucho, pero los proyectos de autoconstrucción han ganado cada vez más espacio. Uno muy interesante y reciente es el sistema de construcción en U, o U-Build, diseñado por el británico Studio Bark, con ingeniería estructural de Structure Workshop  y pruebas de  Cut and Construct. El objetivo, “transformar la forma en que las personas piensan sobre los edificios y la forma en que se construyen, simplificando el proceso de construcción y permitiendo que cualquiera participe”, explican en la página web. Pero veamos en qué consiste esta idea que califican de “revolucionario”:

El sistema se basa en un kit de paquete plano hecho de piezas de madera, con la característica de que los componentes se pueden unir rápido como piezas de rompecabezas para ensamblar el marco de un edificio. Del mismo modo, se pueden desmontar, reciclar o reutilizar con facilidad al final de la vida útil del edificio. Esto lo convierte en un sistema de construcción sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Además, otro eje del proyecto es colaborar con las comunidades y las economías locales del lugar en el que se vaya a construir el edificio. De tal forma, cada componente de U-Build será producido por fabricantes locales en sus instalaciones, y se transportará al lugar de construcción donde un pequeño equipo de personas puede construir un edificio, utilizando solo herramientas manuales simples.

El primer paso para la construcción con estas piezas es colocarlas de tal forma que se crean una especie de espacios que asemejan a cajas huecas, algunas de las cuales tienen ventanas. El segundo paso es combinarlas para conseguir la configuración deseada, y poder crear desde una habitación individual hasta un gran edificio público.

La primera vez que se puso en práctica este tipo de construcción a gran escala de U-Build fue para crear el Box House, una casa que fue construida por un cliente joven con poca experiencia en el ámbito de la construcción, y que se caracteriza por su revestimiento de madera negra.

Otros ejemplos de construcción con el sistema U-Build puesto en marcha por el Studio Bark también ha utilizado U-Build son la creación de una pequeña estructura para un jardín y lo que han denominado “unidades de vida internas", una especie de pequeñas viviendas que se han ubicado en el interior de edificios industriales antiguos e inutilizados, a los que pretenden volver a darles vida con esta nueva función.

Si alguien tiene interés en conocer en persona cómo funciona y qué se puede hacer con este original sistema de construcción, será posible visitarlo en el Grand Designs Live en Birmingham, como parte de una instalación que invita al público a crear sus propios hogares con realidad aumentada.