Información sobre vivienda y economía

Madrid avanza con la licitación de grandes infraestructuras como la Ciudad de la Justicia

El intercambiador de transporte de Valdebebas o Madrid Nuevo Norte impulsarán al sector constructor a partir de 2022 y 2023

Campus de la Justicia de Madrid / Gtres
Campus de la Justicia de Madrid / Gtres
Autor: Redacción

Parece que la construcción se va a convertir en uno de los principales motores de la economía en la Comunidad de Madrid. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso pretende licitar grandes obras de infraestructura en la zona norte de la capital que han estado paralizadas, algunas durante años como la Ciudad de Justicia, además del intercambiador de Valdebebas. A estas obras previstas para finales 2022 se unirá el comienzo de los trabajos en Madrid Nuevo Norte, con la intención de empezar a lo largo de 2023.

El Ejecutivo de la Comunidad de Madrid se prepara para dar un impulso a las grandes infraestructuras pendientes de ejecución en la región, algunas paralizadas por recursos ante los tribunales, y que actualmente se encuentran en distintas fases de licitación.

La Ciudad de la Justicia en el barrio de Valdebebas, al lado del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez es el caso más destacado. Después de años paralizada, esta obra que se ha convertido en el ejemplo de la corrupción política en la región parece que, por fin, verá la luz en el último trimestre de 2022.

El actual proyecto de la Ciudad de la Justicia de Madrid se encuentra en la fase de consultoría y asistencia técnica. Las compañías Eguesan Energy y A. Guerra & Ingenieros han formado una unión temporal de empresas (UTE) para el diseño de la licitación. Tras este paso administrativo se conocerá el presupuesto definitivo de esta gran infraestructura.

La empresa adjudicataria se ocupará de la construcción y conservación de la nueva sede judicial en la comunidad madrileña. La intención es que se presenten los informes en el verano del próximo año para seguir con la concesión administrativa y la consiguiente reforma y conclusión de los edificios ya existentes y completar el resto de la infraestructura.

Paralelamente, la Consejería de Infraestructuras ultima la licitación del intercambiador de Valdebebas para tratar de empezar las obras a partir de abril o mayo de 2022, aunque el grueso del proyecto se espera para el segundo semestre de ese año, con un presupuesto inicial de 32 millones de euros.

El complejo de transporte cuenta con un edificio de dos plantas con una superficie de más de 5.500 m2, que estará sobre una parcela que supera los 25.000 m2, y que pretende dar servicio a más de 31.000 personas entre funcionarios, letrados y a la población de la zona.

La infraestructura pretende aunar los autobuses urbanos, con los trenes de Cercanías, y con una ampliación de las líneas de Metro. Se esper que la línea 4 y la línea 8 de Metro, que es la que lleva al aeropuerto tenga una nueva parada en la Ciudad de la Justicia.

A estas dos obras se unirá el esperado comienzo de los trabajos en Madrid Nuevo Norte. Los primeros pasos de este megaproyecto, uno de los más grandes de Europa, darían comienzo a lo largo de 2023, con las obras de soterramiento de las vías de tren, la reforma de la Estación de Chamartín o la construcción de tres nuevas paradas de Metro en Fuencarral Norte, Fuencarral Sur y La Paz-Centro de Actividad Económica.