Información sobre vivienda y economía

La promotora Aedas sigue los pasos de Neinor: quiere captar 100 millones en su salida a bolsa

Autor: Redacción

La bolsa española se prepara para recibir a otra promotora inmobiliaria: Aedas Homes. La compañía controlada por el fondo de inversión estadounidense Castlelake ha desvelado algunos de los detalles de su futuro estreno bursátil, previsto de momento para el último trimestre del año.

Según la promotora, entre sus planes está colocar en el mercado entre un 40% y un 60% del capital y levantar un importe cercano a los 100 millones de euros, dinero que le permitirá financiar futuras inversiones y compras de suelo para desarrollar viviendas. Además, la oferta está dirigida a inversores institucionales (es decir, profesionales). 

Curiosamente, estas cifras son las mismas que barajó su rival Neinor Homes a principios de año, antes de firmar en marzo la primera salida a bolsa en España de una promotora inmobiliaria en una década. Por tanto, Aedas Homes está siguiendo los mismos pasos que la compañía liderada por Juan Velayos. 

Pero la horquilla de colocación y la previsión de captación de fondos no son los únicos detalles del debut bursátil que coinciden. Al igual que su homóloga, Aedas también ha fichado al gigante estadounidense Citigroup para que ejerza de coordinador global de la operación. No obstante, y mientras en el caso de Neinor estuvo acompañado del suizo Credit Suisse, en el de Aedas será el también americano Goldman Sachs. 

Otro de los detalles de la salida a bolsa es que llevará a cabo una oferta de acciones de nueva emisión por la sociedad y una oferta de acciones ya existentes por el accionista único de la sociedad, controlada por el fondo Castlelake. 

La promotora, cuya cartera actual está compuesta por más de 1,5 millones de m2 edificables repartidos por 235 solares para desarrollar cerca de 13.000 viviendas, asegura que su puesta de largo está despertando un "interés significativo" entre los inversores, con quienes ha mantenido varios encuentros en los últimos meses. Por ello, Aedas concederá una opción a las entidades coordinadoras (Citi y Goldman) para adquirir hasta un 10% de la oferta y cubrir así una potencial sobredemanda de sus accciones. 

Además, la sociedad, su dueño y los altos directivos de la promotora se han comprometido a mantener sus participaciones al menos durante medio año. En el caso de los altos directivos, el plazo se amplía hasta 365 días. Un compromiso que, sin embargo, no se cumplió en el caso de Neinor Homes: dos semanas antes de que se cumpliera el plazo, el fondo Lone Star decidió colocar en el mercado hasta un 27% del capital de la promotora, operación con la que se embolsó casi 400 millones de euros y sobre la que el mercado ha especulado durante los últimos días.

Algunos creen que esta temprana desinversión podría deberse a la coincidencia en el tiempo entre el final del compromiso de permanencia (conocido como “lock-up”) de Lone Star con el “procés” en Cataluña, ya que para ambos acontecimientos quedan unos días. Con la venta, el fondo querría evitar las consecuencias negativas que podría provocar en bolsa la celebración del referéndum catalán, lo que afectaría al valor de Neinor tras ejecutar el lock-up. Sin embargo, otros analistas opinan que ha vendido antes de la salida a bolsa de rivales como Aedas Homes y Vía Célere, otra promotora que baraja su estreno en el parqué, para quedarse con la liquidez disponible de los inversores. 

Para que la compañía pueda debutar en bolsa, es necesario que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dé el visto bueno a sus planes. Una vez que el regulador de mercado apruebe su documentación, Aedas Homes dará un paso más en su estrategia de desarrollar viviendas racionales, sostenibles, de diseño y energéticamente eficientes. 

Según explicó a idealista/news David Martínez, CEO de la promotora, actualmente están desarrollando 20 proyectos y en los próximos meses prevé empezar otras 14 promociones más, lo que supondrá la construcción de unas 1.700 viviendas. Y muchos de sus desarrollos residenciales cuentan con el sello Breeam, lo que implica una calidad superior a las viviendas con una calificación energética A. Esta apuesta no solo permite al cliente reducir su factura de electricidad, sino también mejorar la eficiencia energética de España. Un factor muy importante dada la dependencia de nuestra economía del petróleo.