Información sobre vivienda y economía

Trinitario Casanova vende la Casa Cerdá de Murcia por 20 millones de euros

Grupo Baraka ha sellado la venta de la histórica Casa Cerdá, ubicada en la Plaza de Santo Domingo, en el centro de la ciudad, por 20 millones de euros.

Wikimedia commons
Wikimedia commons

El empresario murciano Trinitario Casanova también cierra acuerdos inmobiliarios en su tierra. Grupo Baraka ha sellado la venta de la histórica Casa Cerdá, ubicada en la Plaza de Santo Domingo, en el centro de la ciudad, por 20 millones de euros, tal y como ha explicado el empresario a idealista/news. El comprador del inmueble ha sido la familia propietaria de la empresa El Ciruelo, especializada en la producción y exportación de fruta.

La Casa Cerdá, que data de 1930, es uno de los edificios más emblemáticos de la capital de la región. Casa Cerdá fue un proyecto del arquitecto José Antonio Rodríguez y se levantó como un bloque de viviendas. Este inmueble fue un encargo de Joaquín Cerdá Vidal, perteneciente a una conocida familia de comerciantes murcianos y era en aquellos momentos presidente de la Cámara de Comercio de Murcia. El edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural.

El nuevo propietario seguirá adelante con el plan que trazó Trinitario Casanova para el inmueble: la reforma necesaria para albergar el nuevo Burger King del centro de la ciudad y la reconversión de las viviendas en pisos de lujo para alquiler.

El Ciruelo, con esta reforma, se compromete a respetar el diseño exterior de la Casa Cerdá, caracterizada por su ladrillo rojizo, columnas jónicas y un templete circular que corona el edificio, que se distribuye en siete plantas que albergarán 24 viviendas de lujo. 

En las últimas semanas, Trinitario Casanova ha vuelto a retomar su actividad frenética en el negocio inmobiliario. A principios de mes, tal y como adelanto idealista/news, el empresario cerró la compra del antiguo Cine Ideal en Alicante por 6 millones de euros. El plan del grupo Baraka tras esta adquisición es poner en marcha un hotel de casi un centenar de habitaciones con una inversión de entre 8 millones de euros y 10 millones de euros.

El dueño de Grupo Baraka saltó a la palestra informativa cuando compró al Grupo Wanda el Edificio España. Horas después se lo vendió a la Cadena hotelera Riu, con el que actualmente se encuentra en litigios por problemas en la ejecución de la zona comercial.

Pero Casanova también ha abarcado titulares en los últimos meses por haber entrado en la Operación Chamartín, conocida como Madrid Nuevo Norte, con la compra de los derechos de reversión a las más de 1.000 familias a las que en su día le fueron expropiados los terrenos. 

Como muchas de las operaciones que protagoniza el empresario, esta no está libre de polémica. El pasado viernes, Casanova decidió presentar en los juzgados de primera instancia de Madrid una demanda contra BBVA exigiéndole 713 millones de euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios en la Operación Chamartín.