Información sobre vivienda y economía

La banca española desinvierte 80.000 millones de euros en ladrillo desde 2014

Según un estudio de JLL

Autor: Redacción

Las entidades financieras nacionales registran un balance negativo de 80.000 millones de euros en inversión en el sector inmobiliario, desde hace un lustro, según un informe realizado por JLL. Cabe destacar que ese dato convierte a la banca española en la líder en desinversión en ladrillo de todo el Viejo Continente. Una noticia que a buen seguro celebra el Banco Central Europeo.

El estudio de la consultora refleja que los bancos españoles han expulsado de su balance 104.000 millones de euros en activos tóxicos en los dos últimos años. Por firmas, el Banco Santander desinvirtió 35.800 millones de euros en activos tóxicos; Caixabank hizo lo propio con 19.400 millones de euros; en BBVA esta cifra alcanzó los 17.000 millones de euros; Sabadell desaguó 19.000 millones de euros y por último Bankia que registró 8.500 millones de euros.

Lo cierto es que la situación que se vive en España no es la tendencia que se vive en Europa. De hecho, en el Viejo Continente, el sector vive una etapa creciente con respecto a lo que el préstamo inmobiliario se refiere, aunque con matices. Porque en este caso son los países del Norte los que tiran de la inversión, mientras que los del Sur torpedean la cifra global, según publica Voz Pópuli.

En este sentido, España, Italia, Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre han experimentado una crisis más profunda debido a una fuerte exposición a créditos dudosos y ejecuciones hipotecarias y por ello han endurecido sus criterios de riesgo, especialmente en el segmento de empresas. El balance acumulado de estos cinco países es de -200.000 millones de euros. Sólo en 2018, se desaguaron 40.000 millones. 

No obstante, se trata de una cifra que se cubre sobradamente con la fuerte inversión de los países del norte, que cuentan con un balance positivo de 700.000 millones de euros. Las líneas de crédito las lidera Reino Unido (271.000 millones), donde están domiciliados la mayoría de bancos de inversión americanos, y le sigue Francia (197.000 millones) y Alemania (187.000 millones).

En España, a pesar del fuerte ajuste, a diciembre de 2018, los bancos españoles, incluido Sareb, aún contaban en balance con 130.000 millones de euros en NPL y REOs. Más 45.000 millones son activos adjudicados y aproximadamente el 60% de los NPLs están garantizados por bienes inmuebles. Santander aún cuenta con 21.700 millones de euros en activos tóxicos; BBVA, con 15.400 millones; Bankia, con 12.800 millones y CaixaBank, con 12.400 millones.