Información sobre vivienda y economía

Intu reorganiza su Directiva en pleno proceso de desinversión en España

Pablo Guillamón Criado, nuevo director financiero en España

Intu Xanadú.
Intu Xanadú.
Autor: Redacción

La compañía británica ha nombrado a Pablo Guillamón Criado como nuevo director financiero en España. Con este movimiento Intu refuerza su cúpula en un momento en el que la firma se encuentra en plena fase de desinversión de sus inmuebles en nuestro país. Hasta ahora, Guillamón ostentaba el título de gerente de finanzas, puesto que ocupaba desde 2016.

Este no es el primer movimiento que se produce en Intu en este recién estrenado ejercicio. De hecho, el 1 de enero Jorge González fue nombrado director general de la compañía en España en sustitución de Alex Barbany. En este sentido, Guillamón rendirá cuentas a este último. El nuevo director financiero también ocupará el puesto de consejero y vicepresidente del Consejo de Administración de las sociedades de la firma británica y de la socimi Asturias Retail and Leisure, que todavía tiene en propiedad el centro comercial Intu Asturias, hasta que se formalice su venta al fondo canadiense ECE.

En este sentido, Guillamón puede presumir de una amplia experiencia en auditorias de socimis (por su paso en PWC) y en los distintos trámites de estos vehículos de inversión en su salida al parqué. Ahora tendrá que lidiar con una socimi que se quedará huérfana de su principal activo.

La reorganización de la Directiva se produce en un momento en el que Intu intenta evitar la suspensión de pagos. La compañía piensa en realizar una nueva ampliación de capital después de que su cotización descendiera un 7,5% en la Bolsa de Londres hace dos semanas.

La firma admite que ha entablado discusiones constructivas con accionistas y potenciales inversores para una ampliación de capital. Esta noticia podría obtener el ‘ok’ definitivo a comienzos de febrero. El objetivo es captar 1.170 millones de euros gracias a una operación que ya han comenzado a esbozar Bank of America, Rothschild y UBS.

La idea de Intu es destinar esta inyección económica al pago de sus deudas. Las futuras ventas de los activos (entre ellos los españoles) también tendrán el mismo objetivo.