Información sobre vivienda y economía

Unas rebajas ‘de muerte’: en Hong Kong los escenarios de un crimen se convierten en casas a mitad de precio

Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

Lo de Hong Kong es un caso para el mismísimo doctor Mark Sloan, ese curioso y simpático médico metido a detective interpretado por el eterno Dick Van Dyke en la serie ‘Diagnóstico Asesinato’. Y es que, la cuestión de la muerte en la cultura China es como poco un mundo aparte, y más si el fallecimiento se produce en el interior de una vivienda. En la ciudad China, en aquellas viviendas en las que alguien fallece en una muerte violenta, el precio cae a la mitad.

“A los chinos realmente les preocupa vivir en sitios así”, asegura Sammy Po desde la inmobiliaria Midland Holdings. Las muertes no naturales suelen traducirse en descuentos de un 10% o un 20% y de hasta un 50% si el fallecimiento se ha producido por homicidio o asesinato.

El mercado inmobiliario de Hong Kong es el más caro del continente. Los precios de la vivienda en la ciudad se han duplicado desde 2009, y en octubre marcaron un nuevo récord a pesar de las medidas del Gobierno para frenar las alzas.

Listado de casas encantadas

‘Hung jaak’ es una palabra cantonesa que define estos 'pisos encantados', y es que el fenómeno alcanza también a los mejores barrios la ciudad. El 1 de noviembre la policía hongkonesa encontró los cuerpos de dos mujeres en un piso del barrio ‘J’. Antes de conocerse el crimen, el alquiler del inmueble superaba los 3.000 euros al mes, “probablemente caerá a la mitad”, explican desde otra inmobiliaria local a businessweek.com
Además, según detallan, el precio de venta podría bajar un tercio de su valor de mercado, de 933.570 a 622.380 euros.

La fijación es tal, que desde la web ‘Square Foot’ han desarrollado un motor informático para registrar en listas (abiertas al público) los edificios que han sufrido algún suceso. La base de datos recoge cerca de 190 propiedades en Hong Kong que han sido escenario de muertes no naturales en el último año.

El listado 'haunted' de la página, muestra la dirección de la casa, el barrio y una breve descripción de lo ocurrido. Entre las últimas entradas está la de un joven estudiante que se suicidó en el edificio o una mujer que fue asesinada por un vecino.

Muy supersticiosos

La metrópoli China tiene profundas supersticiones en su día a día. Por ejemplo, los ciudadanos evitan todo lo que puedan pasar por cementerios, hospitales o iglesias. Y, si van a comprar un piso, evitan que sea una cuarta planta, número que representa a la muerte en chino.

“Una costumbre bastante habitual en China era transportar al moribundo fuera de la casa en una cama distinta al lecho familiar”, explica Isabel Martínez de la Universidad de Granada. “Se pensaba que, si moría en el lecho familiar dentro de la casa, su alma estaría condenada a cargar en la eternidad con ladrillos de tierra seca”, puntualiza.

Los desarrolladores inmobiliarios de la ciudad consideran que el sistema feng shui influye las decisiones cotidianas de los chinos. “Para aquellos que crecen en Hong Kong el feng shui se mete en tu cabeza aunque no lo creas o lo entiendas”, añade Ng Wai-pok, catedrático de feng shui en la universidad de la ciudad.