Información sobre vivienda y economía

París, una ciudad fantasma en China

Gtres
Gtres
Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

A París le ha salido una ciudad gemela y en miniatura, aunque también falsa y con un futuro dudoso. Desde 2007, la ciudad china de Tianducheng (a más de 9.000 kilómetros de distancia de la capital francesa) está construyendo una réplica en miniatura de la ‘ciudad de la luz’. Sin embargo, la mini Torre Eiffel (de algo más de 100 metros de alto) y la imitación de los Campos Elíseos no han conseguido que las 10.000 personas que esperaba el Gobierno se mudasen a la mini París china.

La población de esta ciudad de unos 30 km2 apenas llega a 2.000 habitantes. De hecho, el barrio parisino de Tianducheng es poco más que un cumulo de calles fantasma. La contaminación por las fábricas de la zona hacen que la réplica de la Torre Eiffel desaparezca, y solo cuando termina la jornada laboral se puede ver a un puñado de gente en la calle.

En 1998, China privatizó el mercado de la vivienda y, desde entonces, aparecieron por todas partes ambiciosos proyectos inmobiliarios inspirados en modelos occidentales. Las plazas y parques, diseñadas a la francesa, están descuidadas y sucias, y los vecinos que han montado algún negocio sobreviven de aquella manera. Los habitantes de este barrio intentan adaptar sus costumbres a un escenario tan insólito como lejano y solitario. 

Además de alguna que otra cuadrilla de obreros, los visitantes más comunes son parejas de recién casados que se acercan a la pequeña París a hacerse el álbum de fotos correspondiente. Sin embargo, la visita se termina pronto. Después de la foto con la Torre Eiffel, el lugar ofrece poco entretenimiento más.

Más allá de los problemas que en las últimas semanas ha mostrado la segunda economía más grande del mundo, los críticos con el plan de desarrollo urbano del Gobierno –que ha provocado sinsentidos como la pequeña París de Tianducheng– son cada vez más. A lo largo de la costa china se han construido centenares de ciudades similares a esta, y la gran mayoría están tan vacías o con una ocupación que rara vez supera el 10%.

Sin embargo, las autoridades chinas no ceja en su empeño de que 250 millones personas (de su población de 1.300 millones) se muden del campo a la ciudad antes de 2025. Aunque dentro de la tendencia mundial, la proyección del Ejecutivo es bastante arriesgada y, según parece, poco realista.