Información sobre vivienda y economía

10 mejoras alucinantes que le harías a tu casa si fueras multimillonario

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Cuando se piensa en los sueños que uno haría realidad si fuera millonario, suele aparecer entre las cábalas cómo sería la mansión a la que llamaríamos hogar. Una residencia más bien grande, con un amplio jardín impresionante y, por qué no, con vistas al mar. Lo típico.

Sin embargo, en el mundo del lujo también caben todo tipo de extravagancias e innovaciones, y si uno posee una larga lista de ceros en su cuenta bancaria tendrá la oportunidad de convertir su mansión en una tan peculiar como las que te mostramos a continuación. 

La residencia Wayne
En Toorak, el barrio para multimillonarios de Melbourne (Australia), se encuentra una mansión de finales de la década de los veinte reconstruida para alojar a su actual dueño: un millonario al que le apasionan los coches. De ahí que, a la hora de pensar en su nuevo hogar de 232 m2, el grupo de arquitectos encargado del proyecto diseñara a seis metros de profundidad un aparcamiento subterráneo donde meterlos. 

Aunque lo más curioso es ver cómo el dueño accede a su colección. Cuando aproxima el vehículo a la pista de tenis, una parte de esta se levanta y. en un minuto, el dueño tiene ante sí una rampa para acceder al garaje subterráneo. Diseñado siguiendo el estilo de la Batcueva, los arquitectos no dudaron en llamar al proyecto 'la residencia Wayne', como el hogar del propio superhéroe. 

Casa inspirada en la Batcueva
 

El hogar de un maquinista
Si en algún momento tuvieras la suerte de ganar la lotería y comprarte una mansión, quizás te podría interesar esta vivienda situada en Sherwood, en Oregon (EEUU). Por 3.5 millones de dólares (alrededor de 3 millones de euros), tendrías una residencia de 455 m2 con cuatro habitaciones, cuatro baños y un tren en el inmenso jardín. 

Rodeando la propiedad, el tren –al que pueden subirse residentes e invitados– circula a través de un puente y un túnel. Y cuenta, además, con una nave en el que guardarlo y un cobertizo donde el anterior dueño alojaba un museo de trenes en miniatura. 

Casa para apasionados de trenes
 

La casa búnker de Las Vegas
Construida en 1978 en plena Guerra Fría, en el número 3970 de la calle Spencer en Las Vegas y a ocho metros bajo tierra, se halla la que un día fue la casa del millonario estadounidense Jerry B. Henderson. Pensada para alojar a su familia durante un año en el caso de que estallara una guerra nuclear, el búnker de Henderson cuenta con una piscina, dos jacuzzis, una sauna, una barbacoa exterior, una pista de baile, además de un mural de 360 grados con las imágenes de los lugares más familiares del millonario y luces que simulan el día y la noche. Lo básico, vamos. 

casa búnker (de lujo) de Las Vegas
 

Deslizarse de planta en planta
Si tuvieras dinero, a lo mejor te encantaría tener esta casa que el estudio de arquitectura Level Architects diseñó en Tokyo (Japón). De tres pisos, a un lado la vivienda posee una escalera por la que los residentes acceden a cada planta, mientras que en el otro, es un tobogán el que permite descender pisos. Un hogar apto para aquellos adinerados que no han perdido al niño que llevan dentro. 

 

El heliodomo
Localizado en el municipio de Cosswiller, en la región francesa de Alsacia, se halla el heliodomo, una casa que gracias a su forma y orientación permite calentarse en invierno y no achicharrarse en verano sin necesidad de calefacción o aire acondicionado. 

Diseñada por el arquitecto francés Eriz Masser, la vivienda está situada en un ángulo fijado en relación a los movimientos del sol. Así, en otoño, invierno y primavera, la luz del sol entra por las ventanas calentando el interior, mientras que en verano, los rayos no llegan a penetrar, logrando que el interior permanezca fresco. La vivienda ideal para los adinerados más ecologistas - o lo más avaros, según se mire. 

 

El Sharifi-Ha
En 2013, el estudio de arquitectura Next Office diseñó en Teherán una vivienda que cambiaba las habitaciones como si de un cubo de Rubik se tratara. De tres plantas, en cada una de ellas el estudio creó una habitación que giraba dependiendo del clima. En pleno verano, la habitación se convertía en una especie de terraza, dejando entrar los rayos del sol. En invierno, sin embargo, la habitación giraba unos 90 grados, alejando el frío y las inclemencias del tiempo. Con la vivienda, los arquitectos quisieron rememorar las antiguas mansiones iraníes que contaban con salas de estar para el verano y el invierno. 

 

Para los más cinéfilos
Amante del cine y de la música, Jeremy Kipnis, CEO de la compañía de sonido Kipnis Studio Standard, se gastó 6 millones de dólares (5,28 millones de euros) en transformar una de las estancias de su hogar en una increíble sala de cine. La habitación cuenta con 72 amplificadores, un proyector 3D con calidad 4k y una amplia colección de música y películas en DVD y Blue-ray (en concreto, 14.000 CD, 12.000 DVD y 8.000 discos de Blue-ray). Cada mes, Kipnis hace frente a una factura de luz de 1.200 dólares (1.028 euros), un disgusto que se le debe pasar cuando piensa que es la envidia de todo el barrio. 

 

La casa camaleón
En frente del lago Michigan se alza la casa camaleón, la vivienda diseñada y levantada por el estudio de arquitectura Anderson Anderson Architecture y que atraería a cualquier millonario excéntrico porque cambia de color con la llegada de una nueva estación. Gracias a las láminas de polietileno translúcido que cubren las paredes de la vivienda, entre este y los muros del edificio –fabricados con metales galvanizados– se crea un microclima que genera corrientes de calor cuando llega el verano y carámbanos cuando llega el invierno. Además, al ser el polietileno translúcido, refleja los colores tan característicos de las estaciones, como el blanco de la nieve o el verde de la primavera.

 

La transformación doméstica
A veces no hace falta contar con una gran vivienda para tener toda una mansión. Así debió pensar Gary Chang cuando decidió transformar su apartamento de 30 m2 en lo que es hoy: una casa que puede cambiar hasta 24 veces de forma. Con varios carriles de montaje en el techo y unas cuantas ruedas en las paredes, Chang consiguió que las estancias se movieran y cambiaran de ubicación, añadiendo unos cuantos espejos en el techo para hacer que las habitaciones dieran la sensación de ser más grandes. Un invento al que el arquitecto llamó 'Domestic Transformer' y que podría inspirar a muchos. 

El parque acuático de Celine Dion
La mansión que la cantante posee en Atlantic Ocean, un barrio situado en Florida y uno de los más caros de Estados Unidos, cuenta con 13 habitaciones, una playa privada de 126 metros y, como no, un parque acuático. Este está compuesto por dos piscinas, un río artificial y varios toboganes. Diversión para grandes y pequeños y que actualmente está en venta por unos 62 millones de dólares (54 millones de euros).