Información sobre vivienda y economía

Divide y vencerás: la fórmula para vender los mega-áticos de lujo invendibles de Nueva York

Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

Hace algunas semanas, el promotor inmobiliario estadounidense Kevin Maloney ha decidido tomar una medida drástica: dividir en dos un mega-ático de lujo para darle salida. Y es que le está costando encontrar un comprador para un triplex de 780 m2 y 45 millones de dólares en Nueva York. El inmueble, situado en la planta 15 del número 10 de la calle Sullivan –está todavía en obras–, se ha dividido en dos viviendas algo más asequibles, de 278 y 501 m2.

Durante los últimos años, uno de los caprichos de los ricos de todo el mundo era comprarse un ático en una gran ciudad estadounidenses como Los Ángeles, Miami o Nueva York, sobre todo Nueva York. Nuevos rascacielos se sumaron al skyline de Manhattan para dar respuesta a esta lucrativa demanda, pero el hambre por las viviendas de lujo se ha reducido por parte de los inversores extranjeros, la mayor fortaleza del dólar ha reducido su poder adquisitivo.

Vamos, que los promotores inmobiliarios están bajando los precios de las propiedades en venta y para rentabilizar el negocio andan buscando soluciones para conseguir viviendas más pequeñas en los proyectos en desarrollo, como en el caso de Maloney, que está a la espera de ver si le funciona la clásica estrategia romana de: divide y vencerás.

Pero además de dividir, también ha tenido que ajustar el precio. En vez de 45 millones por 780 m2, su inmobiliaria ingresará 11 millones y 29,5 millones respectivamente. Desde el grupo Property Markets, explican que entendieron que el ático diseñado en un primer momento era “demasiado caro” para la situación del mercado.

El auge de las viviendas de lujo la Gran Manzana está perdiendo fuelle después de que Extell vendiera un dúplex en su edificio One57 por más de 100 millones de dólares. Sólo en 2016, más de 5.000 apartamentos de nueva construcción saldrán a la venta en Manhattan, la mayor cantidad registrada en la ciudad desde 2007, de los que un 63% están en el rango de lujo, con un coste superior a los 26.000 dólares por m2.

Y lo que todavía hay en la despensa. Además de las nuevas salidas, todavía están disponibles –entre otros- un triplex de 2.000 m2 y 150 millones de dólares en el antiguo edificio Sony, un ático en Park Avenue por 130 millones y un dúplex en el rascacielos de Jean Nouvel por 70 millones. Además, otra decena de lujosos áticos de nueva construcción (por encima de los 20 millones de dólares) llevan más de tres meses sin encontrar comprador.​