Información sobre vivienda y economía

Picaresca y contaminación: así se burlan las restricciones de tráfico de las grandes urbes

Pekín es una de las urbes con mayores niveles de polución del mundo
Pekín es una de las urbes con mayores niveles de polución del mundo
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Las grandes ciudades del mundo tienen una serie de protocolos para combatir la contaminación o el tráfico. El más dramático es prohibir la circulación a los vehículos en función de la matrícula. Pero la picaresca siempre encuentra vías para escaparse de las reglamentaciones de las alcaldías.

Para evitar la contaminación y el embotellamiento, en Bogotá, una ciudad cercana a los 10 millones de habitantes, existen controles de matrícula, a los que llaman “pico y placa”. En los días pares, solo pueden circular vehículos con la matrícula terminada en un número par. Y en los días impares, los terminados con número impar.

La policía es muy estricta y si detecta que un vehículo se salta la norma, inmediatamente lo inmovilizan y le imponen una multa. El conductor paga la multa, así como cada día en que el vehículo está en el aparcamiento municipal.

Pero se puede encargar una matrícula falsa y te la hacen en cuatro horas. Cuestan unos 100 euros. Existe una modalidad más barata que es manipular la última cifra, poniendo papel adhesivo para que un tres parezca un ocho, por ejemplo. Ahora bien, si le pillan, al infractor puede caerle una pena de cárcel de 3 a 8 años.

La contaminación es uno de los asuntos con más denuncias ciudadanas en Bogotá.
La contaminación es uno de los asuntos con más denuncias ciudadanas en Bogotá.

Con 22 millones de personas, Pekín se ha convertido en la capital mundial de los embotellamientos y la contaminación. En pocos años, los chinos han pasado de la bicicleta al coche. Para bajar los índices de contaminación y el tráfico, el ayuntamiento de la capital impuso en 2010 un control basado en limitar la concesión de matrículas solo a los residentes.

Y además, instauró el sistema de matrículas pares e impares que existe en otras capitales del mundo. Resultado: los pekineses han comprado un segundo vehículo para burlar la ley, con lo cual han dado un empujón a la industria automovilística, según informaba la web ecodes.

Lo que los pícaros no entienden es que la contaminación les afecta directamente a ellos. Las capas de CO2 empeoran la salud, dificultan la respiración y son las responsables de muchas muertes. En Teherán, en 2010, se registraron 3.600 muertes en un mes debido a los problemas respiratorios derivados de la contaminación de los vehículos.

La contaminación es una de las principales causas de muerte en Teherán.
La contaminación es una de las principales causas de muerte en Teherán.

A principios de la década de los 90, la contaminación en México fue tan profunda, que los pájaros caían asfixiados de los árboles. En 1992 solo fueron respirables ocho días, atendiendo a los número de partículas en suspensión. El resto del año, los mexicanos del DF tuvieron que respirar basura.

Pero las restricciones de tráfico no conducen todas a la picaresca. Londres es hoy una ciudad más limpia gracias a que las alcaldías han sido cada vez más duras con los vehículos contaminantes, especialmente con los taxis. Se impide la circulación de vehículos de más de 15 años.

Además, a partir de 2017, la London Taxi Company –célebre por sus taxis amplios como camionetas–, comenzará a montar los primeros taxis eléctricos. Son híbridos que, como los Toyota Prius, funcionan con electricidad en velocidades bajas, y a gasolina, en altas. Quieren cumplir con la normativa llamada Transport for London, que prevé generalizar este uso en los taxis en 2020.

Es decir, caminamos hacia ciudades donde la mayor parte de los vehículos serán híbridos o totalmente eléctricos. Ya en muchas ciudades existen los pequeños Smart de Car2Go, totalmente eléctricos, que son vehículos de alquiler que pueden aparcar en cualquier lugar sin pagar tasas.

Con el aumento de la contaminación, el Ayuntamiento de Madrid estudia limitar el tráfico. Foto: scambelo_delete/Flickr
Con el aumento de la contaminación, el Ayuntamiento de Madrid estudia limitar el tráfico. Foto: scambelo_delete/Flickr

Madrid es una de esas ciudades que se encamina hacia la electrificación. Miles de taxistas ya usan coches híbridos que se recargan automáticamente. Además, en cuanto a vehículos particulares, la últimas normas castigan a los vehículos de diésel y gasolina, pero premian a los eléctricos.

Por ahora, la ciudad no ha sufrido el nivel 3 dentro del protocolo (matrículas pares e impares), pero tarde o temprano sucederá porque, como ciudad seca, con poco viento, y 3,5 millones de habitantes, está cada vez más cerca de caer periódicamente en los protocolos de control de polución. Lo de ahora solo ha sido un simulacro.

Las principales causas de la acumulación de polución son escasez de lluvia, altas temperaturas, y por supuesto, la emisión de humos de vehículos y de calefacciones. Es uno de los males de la civilización moderna y la industrialización.