Información sobre vivienda y economía

KPMG estima que un Brexit sin acuerdo hundiría el precio de la vivienda en Reino Unido en 2020

Autor: Redacción

La consultora KPMG ha elaborado un informe en el que estima que el precio de la vivienda bajaría un 6,2% en Reino Unido y un 7% en Londres durante 2020 si el país abandona la Unión Europa sin acuerdo el próximo 31 de octubre. El mercado residencial británico está estancado desde 2016. Hasta junio el precio subió un leve 0,9% en tasa interanual.

En cambio, en los tres años previos a 2016 el precio de la vivienda subía a tasas del 8%, según datos del Registro de la Propiedad. Este estancamiento se debe principalmente a las incertidumbres derivadas del Brexit y también al llamado Stamp Duty, un tributo equivalente al impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava la compra de vivienda.

En caso de haber un Brexit con acuerdo, KPMG cree que los precios sólo bajarían un 0,1% en el conjunto del país en 2019 y que incluso subiría en 2020 un 1,3%. Pero Londres es otro mercado más perjudicado. Este año el precio bajará un 4,7% tanto si hay acuerdo sobre el Brexit como si no lo hay, aunque en el caso de que no hubiera acuerdo la caída sería del 7% en 2020.

La caída sería aún mayor en Irlanda del Norte, donde alcanzaría el 2,2% este año y el 7,5% el año que viene, confirmando la importancia que tiene para el conjunto de la isla de Irlanda el hecho de que Reino Unido abandone la Unión Europea con un acuerdo.

Pese a estas malas previsiones, KPMG espera que el precio de la vivienda tenga un mejor comportamiento que en las crisis de 1990 y 2008. En la crisis de los noventa llegaron a tener una caída acumulada del 20% entre 1989 y 1993, con un pico del 11% en 1990. El desplome fue aún más pronunciado en 2008, cuando los precios cayeron un 15%.

Pero un factor que hace que el precio de la vivienda no vaya a caer con más celeridad es la falta de vivienda libre. El stock de vivienda nueva se está reduciendo, lo que ayuda a mantener los precios a corto plazo.

Por último el informe de KPMG señala que “incluso en el caso de que el Brexit se pueda resolver de manera suave, las penurias de la economía global van a afectar al crecimiento económico en Reino Unido, lo que hace que las perspectivas sobre el precio de la vivienda sean relativamente malas”, concluye el informe.