Información sobre vivienda y economía

El distanciamiento social por el coronavirus se convierte en rutina en Singapur

Restricciones tanto en áreas comunes como en centros comerciales o al aire libre

Colossal/natgeeoh
Colossal/natgeeoh
Autor: Redacción

Las nuevas pautas de distanciamiento social empiezan a cambiar la forma de relacionarlos entre nosotros. Si en España ya vemos que hay que mantener una distancia social de unos dos metros en el supermercado, en países como Singapur ya se ha convertido en lo común del día a día. Allí han vuelto a la normalidad con restricciones tanto en áreas comunes, como en centros comerciales o al aire libre.

El uso del tape, cintas o cintas americanas se han convertido en un nuevo elemento arquitectónico para indicar donde pararse en las tiendas y bancos, o identificar los asientos y bancos ‘clausurados’ para mantener la distancia social recomendada por las autoridades sanitarias para evitar un rebrote de la pandemia del coronavirus.