Información sobre vivienda y economía

Max Mara, Prada y Medcap ofrecen más de 60 millones por el codiciado local de Bankia en Serrano

El local de Bankia en plena milla de oro madrileña despierta el interés de los principales fondos de inversión. Tras recibir más de treinta ofertas, la entidad ha hecho su criba y ha dejado a sólo unos pocos actores en la lista final: los fondos de inversión de las firmas italianas de lujo Max Mara y Prada, y MedCap, pilotada por Dimas de Andrés y propiedad de la familia De Andrés, han pujado por el local ubicado en el número 64 de la calle Serrano, con ofertas que van de los 60 millones de euros a los 64 millones de euros, tal y como han explicado fuentes de la operación a idealista/news.

A estos tres fondos se suma un viejo conocido de Bankia, BMO, que, si bien ha pujado por el activo, lo ha hecho fuera de plazo, según las mismas fuentes. El fondo francés ha hecho una oferta por el activo de 62,5 millones de euros. La oferta la realizó el pasado 4 de abril, pero la fecha límite para presentarla era hasta el 19 de marzo. Ahora, Bankia está valorando si dar por válida esta oferta o descartarla, ya que según el pliego de condiciones de la subasta del activo debían presentarse en los siguientes 14 días naturales desde el 5 de marzo.

Sin contar con la oferta de BMO, los fondos mejor posicionados son Medcap, el fondo de Prada, que invierte con capital de los fundadores de la firma Miuccia Prada y Patrizio Bertelli, y el fondo de inversión de Max Mara. Medcap, de la familia De Andrés Puyol, tiene una dilatada trayectoria en el mercado de inversión en ‘retail’.

Ha adquirido dos grandes locales situados en la calle Serrano de Madrid y en el Paseo de Gràcia de Barcelona, que luego alquiló a Louis Vuitton. Además, en la capital catalana también invirtió en dos ‘macrolocales’ comerciales en Plaza Cataluña que posteriormente arrendó a Desigual y a Apple.

Por su parte, el fondo de inversión de Max Mara estaría interesada en hacerse con el local para poner en marcha un establecimiento de su propio grupo de firmas de moda, compuesto por Max Mara, Max&Co, Weekend, Marella y Marina Rinaldi. Del mismo modo que Prada, que compraría el local a través de su fondo de inversión para abrir un establecimiento de alguna de sus marcas, entre las que se encuentran Prada, Miu Liu, Church’s, Car Shoe o la pastelería Marchesi.

El inmueble, un caramelo para el ‘retail’

El local está ocupado actualmente por una oficina de Bankia, si bien su ubicación hace que sea un local por el que han mostrado interés en los últimos meses numerosas marcas de moda y complementos de lujo al estar en una de las esquinas más codiciadas de calle Serrano.

El establecimiento, que salió a subasta en febrero tal y como adelantó idealista/news, cuenta con tres plantas y juntas suman más de 750 m2 de superficie comercial. La primera cuenta con 297 m2, mientras que la planta principal tiene 236 m2. El sótano tiene 233 m2.

Este sería el tercer activo comercial en ‘prime’ que Bankia pone a la venta en los dos últimos años. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri se deshizo de uno de sus activos estrella en Barcelona. BMO Real Estate Partners le compró a la entidad su inmueble ubicado en el número nueve de la Plaza Cataluña, en Barcelona, por 28 millones de euros, después que saliera a subasta el pasado julio. Este local pasará a estar ocupado por Huawei, tal y como adelantó idealista/news, el pasado octubre.

Durante la subasta, un gran número de grupos y fondos de inversión pujaron por este activo comercial, ubicado entre las ‘flagship stores’ de Apple y de Desigual en la capital catalana. Este local cuenta con 1.000 m2 y ha llamado la atención de un gran número de operadores.

Hasta su venta, Bankia no sabía cuál iba a ser el destino de este local, ya que no tenía claro si sacarlo a la venta o alquilárselo a un gran operador de retail, como una cadena de distribución de moda o de equipos tecnológicos. Otra de las opciones que barajaba era invertir en una reforma para poner en valor el activo.

Los dolores de cabeza de Bankia con este activo vienen de lejos. Este local fue uno de los primeros en los que se fijó, por ejemplo, el gigante japonés Uniqlo para instalarse en Barcelona, antes de firmar finalmente el alquiler de un establecimiento en Gran Vía con Paseo de Gracia. El grupo iba a ocupar la antigua sede de Bankia y un edificio ocupado por la Fundación Caja Madrid, aunque finalmente desestimó la operación.

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, no obstante, sí firmó una operación en esta ubicación con la catalana Desigual. Aun así, sólo alquiló el antiguo local de Caja Madrid, dejando en el aire una posible ampliación con el local de Bankia que, de momento, no parece que vaya a materializarse.

La subasta del número 9 de Plaza Cataluña se suma a la que todavía tiene en marcha en el número 1 de la calle Alcalá de Madrid, que según las mismas fuentes, “todavía no se ha culminado y sigue recibiendo ofertas”. Grupos como Renta Corporación o Arcano pujaron en una primera ronda por hacerse con el activo con ofertas que rozaron los 18 millones de euros, si bien ya no están en la carrera por comprar el inmueble.

 

Etiquetas
BankiaSerrano