Información sobre vivienda y economía

Zara reabre en Paseo de Gracia y convierte su ‘flagship’ en una de sus mayores tiendas del mundo

El gigante gallego ha reestrenado su establecimiento de Zara en la milla de oro de Barcelona

Zara lo ha vuelto a hacer. Sin reescribir las reglas del retail, ni miles de pantallas, ni con imanes que atraigan a la ansiada ‘Generación Z’. Lo ha vuelto a hacer, sin hacer nada nuevo: la cadena ha reabierto su tienda bandera en Paseo de Gracia con 1.500 m2 más. El gigante gallego ha reestrenado su establecimiento de Zara en la milla de oro de Barcelona con 4.000 m2 con el producto como máximo protagonista.

El que haya visitado antes este punto de venta de Zara lo sabrá: igual era la tienda más emblemática de Barcelona, pero no la más bonita. Oscura, con un aspecto algo descuidado y una estructura complicada hacían de esta tienda un quiero y no puedo para una de las cadenas de distribución de moda más importante del mundo.

Tras una ampliación y un lavado de cara total, la tienda ha cambiado por completo su distribución, ha dotado de iluminación artificial a las zonas más apagadas de la tienda y ha instalado árboles que hacen que el cliente conecte con el nuevo leitmotiv del establecimiento: la naturaleza.

Los muebles de madera se mezclan con piezas de diseño en blanco impoluto. Todo esto sobre un suelo de terrazo que evoca a lo más básico y natural. Zara no ha tirado de tecnología para impresionar, pero la que ha añadido a la tienda es útil y necesaria. Paredes donde se proyecta fotos de bosques o pantallas de alta definición en los mostradores. Es Zara: no necesita probadores virtuales ni ‘siris’ que intenten hacer creer al cliente que está en el futuro, pero son los reyes exponiendo su producto.

Esta operación de ampliación se enmarca en un proyecto que se inició a finales de 2014 y que consiste en derribar los edificios del antiguo Teatro Novedades, situado entre los números 1 y 13 de la calle Caspe de Barcelona, para construir un hotel de la cadena Meliá. El bajo donde se ubicaba el Teatro Novedades, que abarca un área de 5.000 m2 se conectará con el establecimiento de Zara del número 16 del Paseo de Gracia.

En 2015, las obras de remodelación del ‘flagship’ de Zara se vieron interrumpidas durante cuatro meses por la moratoria hotelera que impulsó Ada Colau tras ser elegida alcaldesa de Barcelona. El proyecto, liderado por la promotora Drassanes 30 y el fondo Actual Capital Advisors, siguió adelante un año después y ha supuesto en total una inversión de cuarenta millones de euros. 

Zara se estrenó en este esquinazo de Paseo de Gracia con Gran Vía de Les Corts Catalanes a finales de la década de los noventa, cuando sustituyó a la tienda especializada en la venta de discos Virgin en Barcelona.

Fase 2

Cabe añadir que, siendo Zara, siendo Paseo de Gracia y teniendo delante a gigantes como H&M (que cuenta con una de las flagships más impresionantes de la capital catalana) el gigante gallego se guardaba un as en la manga. Tal y como adelantó idealista/news, la compañía llevará a cabo una segunda fase de ampliación que se saldará con la suma de 600 m2 procedentes del local colindante, ocupado por la histórica Furest.

El establecimiento está ubicado en Paseo de Gracia y la propiedad, de la familia Brugerolles, estudió varias opciones antes de decidir cerrar un acuerdo con Inditex. Entre ellas estaban la de dividir el activo en dos locales de tres plantas o dejarlo con la distribución actual para una sola marca. Por el establecimiento se interesaron marcas como Foot Locker, entre otras.