Información sobre vivienda y economía

Los centros comerciales piden al Gobierno apertura en festivos, flexibilidad horaria y ayuda a inquilinos

Los centros comerciales buscan un parche para que el impacto de la crisis del coronavirus

La Maquinista
La Maquinista
Autor: Redacción

Los centros comerciales buscan un parche para que el impacto de la crisis del coronavirus sea lo menos perjudicial posible para sus cuentas.  Desde la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC) han hecho llegar al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, una serie de medidas propuestas por los distintos agentes que forman el ecosistema de los centros y parques comerciales, para minimizar los efectos en su sector. Se trata de medidas de distinto tipo, unas de carácter fiscal, otras relacionadas con aspectos laborales y también ayudas para la reactivación de la actividad comercial.

La AECC espera mantener, a la mayor brevedad posible, una reunión con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para abordar la aplicación de estas medidas, que son críticas tanto para la supervivencia como para la reactivación de un sector que emplea a más de 730.000 profesionales en España.

Recuperación de la actividad comercial

La AECC pone foco en la esperada recuperación del sector tras la reapertura, para reactivar el consumo a medida que la crisis sanitaria lo permita, a través de una serie de medidas que favorezcan el consumo en tiendas físicas y locales de ocio y permitan recuperar a los operadores los días de cierre.

Desde la asociación se solicita al gobierno que cuando se produzca la reapertura del comercio se contemple la posibilidad de que los Centros y Parques Comerciales y los operadores allí ubicados, puedan abrir todos los domingos y festivos, en todo el territorio nacional, durante los ejercicios 2020 y 2021, para recuperar las semanas que han tenido que permanecer cerrados. También se solicita una flexibilización en las limitaciones horarias de apertura al público.

Medidas económicas y laborales

Entre las medidas que se solicitan al gobierno, destacan ayudas a los inquilinos para el pago de los alquileres, con medidas de crédito fiscal y reducción de impuestos sobre su actividad. También la exención de cuotas de la Seguridad Social y la flexibilización de los requisitos para acceder a los avales asegurados por el ICO, todo ello para garantizar la liquidez de los operadores. También solicitan exención durante el período de alarma de impuestos y tasas ligados a la actividad de los centros y parques comerciales, así como deducciones fiscales para los propietarios que aplacen o bonifiquen rentas.  

La agilización en la tramitación de los ERTES, así como la flexibilización en la reincorporación de los trabajadores, una vez se produzca la apertura del comercio, para que pueda ajustarse al ritmo de recuperación del consumo, es otra medida necesaria planteada.

Garantizando el acceso a los bienes de primera necesidad

Por otra parte, el sector, en estos momentos, sigue centrado en garantizar, en cumplimiento con lo dispuesto en el Real Decreto por el que se declara el estado de alarma, que los consumidores puedan realizar la adquisición de los alimentos y productos de primera necesidad, tomando las medidas de seguridad necesarias para la gestión de los aforos y la prevención de posibles aglomeraciones. También se han extremado las medidas de higiene que requiere una emergencia de salud pública como la que estamos viviendo.