Información sobre vivienda y economía

Catalana Occidente alquila 6.000 m2 de oficinas a Apple en pleno Paseo de Gracia de Barcelona

Operación récord en el negocio de oficinas de Barcelona en plena pandemia del coronavirus

Operación récord en el negocio de oficinas de Barcelona en plena pandemia del coronavirus. El grupo asegurador Catalana Occidente ha firmado un contrato de alquiler de 6.000 m2 de oficinas con el gigante estadounidense Apple, tal y como han confirmado fuentes de la operación a idealista/news. El grupo tecnológico se instalará en los próximos meses en el número 2 de Paseo de Gracia, propiedad de Catalana Occidente y donde la aseguradora ha invertido 35 millones de euros en su rehabilitación.

Apple pondrá en marcha una nueva oficina en el centro de Barcelona, en un edificio ubicado justo enfrente de su flasghip store de la capital catalana. El inmueble está en el esquinazo de Paseo de Gracia y Plaza Cataluña, frente a El Corte Inglés más importante de la ciudad. Según las mismas fuentes, Apple contaba hasta ahora con una superficie contratada en un coworking ubicado en Rambla Cataluña y sus planes con esta nueva oficina es trasladar a todos sus empleados a esta nueva ubicación.

Catalana Occidente, que no ha querido hacer declaraciones al respecto, se encuentra llevando a cabo en esta ubicación uno de sus proyectos de rehabilitación más ambiciosos por su ubicación. Se trata del Palau Pasqual i Pons, que fue la sede histórica del Grupo Catalana Occidente en Barcelona, hasta que la compañía trasladó sus oficinas centrales a la localidad de Sant Cugat del Vallés hace cuatro décadas (1971). El inmueble está siendo reformado con el objetivo de convertirlo en uno de los edificios de oficinas de referencia de la ciudad.

En este sentido, la reforma permitirá contar con plantas abiertas y flexibles, así como con estándares de eficiencia energética al mismo tiempo que se respetarán los elementos arquitectónicos del inmueble construido por Enric Sagnier en 1890. El activo cuenta con una superficie total de 9.300 m2, por lo que Apple ocupará la mayor parte del edificio. Las obras de la reforma integral se iniciaron en marzo de 2017 y se espera que duren 42 meses. 

El ‘ladrillo’ de Catalana Occidente

Grupo Catalana Occidente ha ido engordando su cartera patrimonial en los últimos años. Entre las adquisiciones más destacadas que ha llevado a cabo el grupo en estos últimos ejercicios se encuentran un edificio de 3.818,72 m2 en el distrito 22@, el distrito financiero y tecnológico de Barcelona, que la empresa compró en julio del 2016, a través de su compañía Seguros Bilbao, por 10 millones de euros. El actual inquilino del inmueble es la multinacional General Electric.

En octubre de 2016, a través de Plus Ultra Seguros, el grupo compró a la promotora La Llave de Oro un edificio de nueva construcción en el número 289 de la Calle Pere IV. El inmueble, que fue finalizado en julio del 2016, cuenta con una superficie de 5.900 m2 y el precio de la transacción estuvo en torno a 21 millones de euros.

En 2017, el Grupo Catalana Occidente también compró el complejo La Barcelonesa, integrado por tres edificios con un total de 5.000 m2. Este proyecto está en ejecución y se prevé su finalización para junio de 2018. Los tres edificios estarán destinados a oficinas en alquiler para uso de terceros.

Ese mismo año, adquirió también en Barcelona dos edificios de oficinas del complejo Luxa, situado en el distrito 22@ de Barcelona que pertenecían al Grupo Inmobiliario Castellví, al fondo inmobiliario Stoneweg y a 1800 Capital Investments, valorados en 90 millones de euros y arrendados a Amazon y WeWork.

En cuanto a sus compras en Madrid, la compañía se hizo con edificio de oficinas en Montecarmelo (zona norte de la ciudad de Madrid) por 27 millones de euros. Este activo cuenta con un total de 14.200 m2 (8.800m2 sobre rasante y 5.400 m2 bajo rasante) y está arrendado a la editorial Francis Lefebvre y a Mercadona.

También en la capital, Grupo Catalana Occidente compró el edificio oficinas Castellana 55 a Standard Life Investments por 60 millones de euros.  Se trata de un inmueble de 5.625 m2 distribuidos en siete plantas.

Entre sus últimas compras se encuentra un edificio en Bilbao que tiene una superficie que ronda los 14.000 m2 y se encuentra en el canal de Deusto del puerto de la ciudad. Hasta ahora, el propietario del inmueble era la compañía vasca especializada en ingeniería Idom.