Información sobre vivienda y economía

First Workplaces resiste el terremoto de WeWork y anuncia 6.100 m2 de espacios flexibles para 2020

Facturará seis millones de euros en 2019 y espera doblar la cifra el próximo ejercicio

Óscar García, CEO de la compañía.  / First Worplaces
Óscar García, CEO de la compañía. / First Worplaces

First Workplaces, antigua Busining, va a cerrar 2019 con una facturación de seis millones de euros y con 23.600 m2 abiertos de espacios flexibles. Estas dos cifras duplican las alcanzadas en el ejercicio anterior y muestran que la compañía, de la que el fondo Sherpa tiene el 55%, ha podido aguantar el terremoto generado en el sector por la caída de WeWork. Óscar García, fundador y actual CEO de la empresa, confirma las buenas sensaciones en idealista/news. 

"Lo de WeWork ya se sabía en el sector desde comienzos de este 2019. Han tomado decisiones muy extrañas", afirma una voz reconocida del sector. Una teoría que confirma el propio García y a la que resta importancia: "Sólo representan el 2% de todo el mercado internacional y lo único que me preocupa es la posible mala fama que podamos ganarnos en un sector muy atomizado en el que más porcentaje tiene es Regus con un 7% del total". 

En este sentido, el CEO de First Workplaces explica el motivo de la buena salud de la que gozan los espacios flexibles y el coworking en España. "La explosión de este sector no es por WeWork, sino por un cambio social. Hace 20 años nadie se planteaba coger un coche en renting y ahora todo el mundo el muro. El mundo es mucho más dinámico", afirma García que sí reconoce que el unicornio norteamericano si ha ayudado a "evangelizar el sector en España". A nivel nacional, las operaciones inmobiliarias que implican espacios flexibles han crecido un 4% en tan sólo un año. En ese sentido, según JLL se ha pasado de un 13% en 2018 a un 17% de 2019.

Con respecto a First Workplaces el antes y el después de la compañía lo marca la entrada en el accionariado de Sherpa. La llegada de este fondo madrileño supone una gran inyección económica (20 millones de euros) y un gran salto en el número de m2 contratados. "Cuando entraron estábamos en 12.400 m2 y hoy ya estamos en 23.600 m2. Además, tenemos firmados 6.100 m2 más que abriremos en 2020. Es decir, ya estamos por encima de los 30.000 m2", afirma el consejero delegado de la compañía. La ampliación se producirá en Valencia, en La Finca (Madrid) y en otro destino que la compañía todavía no ha desvelado. 

La clave de esta buena marcha también se sustenta en el modelo de negocio planteado por la compañía, según palabras del propio fundador. "No somos una inmobiliaria ni una tecnológica, somos una compañía de servicios. Nos encargamos de que nuestros clientes sólo tengan que centrarse en su core, del resto -seguridad, recepción, limpieza...- es cosa nuestra", afirma García. De hecho, es el único operador nacional que puede considerarse ‘full service’, porque sus competidores están encasillados en ‘coworking’ o en centros de negocio.

Fruto de este trabajo ha conseguido acuerdos con marcas nacionales e internacionales. En este sentido, destaca el contrato que ha firmado con Deliveroo para arrendar 550 m2 de oficinas flexibles en la Torre Realia y que fue adelantado en exclusiva por idealista/news. La compañía británica ya ha trasladado a sus nuevas instalaciones a 80 trabajadores y se ha convertido en vecino de Mutua Madrileña, que tiene alquilados 2.300 m2 a First Workplaces.