Información sobre vivienda y economía

10 consejos para vender una casa a buen precio

Autor: @dmontero

En los momentos como el actual en el que es díficil vender una vivienda, es necesario conocer trucos o recomendaciones sobre qué se puede hacer para conseguir vender tu casa

1. Realizar cuanto antes "la gran rebaja"

No te obsesiones con las estadísticas del precio de la vivienda en tu zona ni pienses que podrás vender a los niveles que dicen. La caída en el número de ventas de viviendas es la brutal evidencia de que los precios de los pisos siguen siendo demasiado elevados. Los agentes inmobiliarios saben y los vendedores poco a poco se van dando cuenta de que lo que necesitan para vender una casa es una gran bajada de precio. Algunos tardan en darse cuenta y acaban bajando el precio pasados meses sin recibir una llamada y en ese periodo el precio de su casa ha bajado más aún. Bajar el precio poco a poco no funciona, tiene que llegar un día en el que realices una gran bajada del precio (mejor antes que después) para poner un precio competitivo con el momento actual y empezar a recibir llamadas con interés real en comprar

2. No vaya demasiado abajo

La "gran rebaja" debe ser cuidadosamente calculada. Debe ser suficiente como para atraer compradores, pero pongas el precio que pongas el interesado va a querer negociar algo más y tú tienes que tener ese espacio. Además, una casa demasiado barata también levanta sospechas. Una rebaja que puede ser interesante para un piso es hacer un descuento hasta el siguiente precio redondo o psicológico

3. Investiga la zona

Debes patearte la zona y enterarte por inmobiliarias, porteros, foros de Internet o vecinos de los precios a los que se han cerrado las últimas operaciones en la zona de pisos semejantes. Una cosa es el precio de una oferta y otro al que se cierra la operación de un piso. Merece la pena investigar, porque si consigues ese dato podrás poner una oferta muy realista y ajustada que intereses rápidamente a los compradores

4. Todo es relativo

Si estás vendiendo tu casa y buscando otra debes tener en cuenta que lo importa es la diferencia. Si vendes por menos de lo previsto no debe ser un drama, lo que debes hacer es pagar menos por lo que te interesa e intentar mantener la diferencia prevista inicialmente. Lo que define una mala inversión es vender por menos y pagar más en la compra

5. Los milagros no existen

Debemos ser conscientes de lo que realmente estamos vendiendo. Puede ser que como en los años 90 rebajemos el precio del piso un 20% y aún no recibamos ofertas. En un mercado como el actual los compradores buscan calidad y debemos ser sinceros y saber si estamos vendiendo un inmueble en una calle secundaria, mal comunicado o si tiene algún problema. Si es así, debemos asumirlo en el precio, ya que antes se venía todo, pero ahora se vende lo bueno y lo menos bueno sólo con un descuento mayor. Reconociendo los problemas de nuestro piso nos ahorraremos frustraciones

6. Haz tu piso atractivo

Teniendo en cuenta que hay muchas viviendas a la venta en el mercado, tenemos que conseguir diferenciarnos del resto de pisos de alrededor. Por ello, una capa de pintura y una limpieza a fondo siempre serán recomendables

7. Haz marketing inteligente

Puede que estés vendiendo tu casa a un público que no te la puede comprar o que sea mejor intentar vendérsela a otro tipo de compradores. Quizás no debes ofrecer tu enorme y antigua casa del pueblo a la gente de la zona, pero puede que haya personas interesadas en comprarla para hacer turismo rural o alguien podría querer tirarla para aprovechar el terreno. Tener un bueno dossier preparado y presentar la oferta en Internet aumentará tu radio de influencia

8. Valora fríamente las ofertas

Cada día salen informes que aseguran que los precios están bajando y tienes que asimilar que tu piso no es inmune a esa caída. No aceptar una oferta ahora puede hacer que no la vuelvas a tener de ese nivel en mucho tiempo. Valora cada oferta de forma fría, aunque duela, hay que asumir que si queremos vender hay que aceptar que el piso no vale, ni de lejos, lo que valía hace unos años

9. Piensa si quieres ir a una subasta

Actualmente se organizan muchas subastas de viviendas al alza o a la baja. Si ya estás dispuesto a asumir el descuento puedes probar este método de venta, ya que tienen una gran publicidad y quizás encuentres un comprador interesado. Se pueden limitar los precios, con lo cual son otro método de venta más

10. Tienes razones para estar alegre

Aunque parezca que los compradores están en huelga no es cierto, sólo están esperando la oportunidad. Hay más compradores de pisos agazapados hasta encontrar una buena oportunidad de lo que piensas y eso se demuestra por las elevadas cifras de tráfico de los portales inmobiliarios. Siempre hay gente dispuesta a poner su dinero en algo tangible como es el ladrillo y siempre habrá gente que necesite una casa para empezar una nueva vida. Tu vivienda se venderá, sólo hay que dar con la combinación de precio y momento adecuada