Información sobre vivienda y economía

El ibi, la salvación de las arcas públicas: su recaudación aumentó un 42,8% en cinco años

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El impuesto sobre bienes inmuebles (ibi), que grava la posesión de una casa, es el único tributo en el sistema fiscal español cuya recaudación nunca ha caído. Es más, en los últimos años ha aumentado de forma considerable. Entre 2008 y 2012, los pagos por este tributo han crecido un 42,8%

Tal y como consta en los datos de la Dirección General del Catastro, la cuota líquida (el importe total de los recibos que pagan los propietarios menos el importe de las bonificaciones legalmente previstas)  alcanzó los 8.352 millones de euros en 2008 mientras que en 2012 subieron hasta 11.930 millones de euros

Por otro lado, La presión fiscal (medida como el porcentaje que representa la cuota líquida sobre el PIB regional) creció un 53% en esos cinco años, en gran medida por el desplome económico generalizado del crecimiento de las autonomías en ese período. En 2008, la presión fiscal ligada al IBI era del 0,7% del PIB regional y cinco años después ha subido al 1,07%

La comunidad más castigada en términos fiscales es Andalucía, que registró en 2012 una presión del 1,49% del PIB, con una factura para los propietarios de inmuebles de 2.100 millones frente a los 1.438 millones de 2008. En la clasificación le siguen Murcia (1,33%), que registró un incremento de la presión fiscal del 66%, el mayor de todas las autonomías y Baleares (1,32%)

En términos absolutos, Cataluña era la que más ingresaba en 2008 (1.780 millones) y sigue siéndolo en 2012 (2.407 millones). En segundo lugar, figura Andalucía, con 2.100 millones, y en tercero, Madrid, con 1.971 millones