Información sobre vivienda y economía

Si alguien compra la vivienda donde vivo de alquiler, ¿Me tengo que marchar?

Autor: Redacción

Tras la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es importante conocer los derechos que tiene un inquilino cuando la vivienda cambia de manos. Si el contrato de alquiler se firmó antes de la entrada en vigor de la Ley de fomento del alquiler, el nuevo propietario se subroga en el contrato de arrendamiento y será el nuevo casero. En cambio, si el contrato es posterior a esta ley y no está inscrito en el Registro de la Propiedad, el nuevo propietario puede pedir rescindir el contrato

Si el contrato está firmado con anterioridad al 6 de junio de 2013 (momento en que entró en vigor la ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas), usted puede ejercitar los derechos de tanteo y retracto, es decir, puede adquirir la vivienda al mismo precio y en las mismas condiciones en que la promotora propietaria se la venda a un tercero

No obstante, si no quiere efectuar la compra del inmueble, el nuevo propietario se subrogará en el contrato de arrendamiento y será su nuevo casero, es decir, tendrá que respetar lo establecido en cuanto a plazos y duración del contrato de alquiler

Si, por el contrario, su contrato es posterior a dicha fecha, 6 de junio de 2013 (ya está regulado con la nueva ley 4/2013), y no tiene inscrito el arrendamiento o alquiler en el registro de la propiedad, el nuevo propietario puede requerirle para rescindir dicho contrato, otorgándole el plazo de tres meses para el efectivo desalojo de la vivienda. Pero este hecho no ocurrirá de haberse inscrito en el registro de la propiedad, pasando a ser el nuevo propietario su arrendador en las mismas condiciones que las establecidas en el contrato inicial

Respuesta ofrecida por Carmen Giménez, abogado titular de g&g abogados

Mira cómo se ha resuelto la duda del día