Información sobre vivienda y economía

“España no tiene un problema de suelo, sino de vivienda” o por qué la rehabilitación ha de ser el motor inmobiliario

Una vivienda para reformar
Autor: Redacción

La escasez de viviendas de obra nueva podría suponer un obstáculo para la estabilización y fortalecimiento del mercado inmobiliario. Sin embargo, en esta debilidad los agentes de la propiedad ven una fortaleza para el crecimiento futuro del sector: con 13 millones de viviendas que cuentan con 30 o más años de antigüedad, cerca de 83.000 edificios en ruinas y 1,6 millones más en muy mal estado, la rehabilitación debe ser el motor que tire de la vivienda en los próximos años.

“España no tiene un problema de suelo, sino de vivienda. Hay que poner en valor la vivienda usada”, ha explicado Mario Garcés Sanagustín, subsecretario de Fomento, durante la jornada ‘El futuro del sector inmobiliario en la economía española’, organizada por el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) de Madrid. 

Para Garcés, “en un entorno de recursos escasos tenemos que crear un escenario para que haya inversión en la rehabilitación” y apunta que “la apuesta [por la rehabilitación] se mantendrá y será una de las principales medidas” que se incluirán en las políticas de vivienda en los próximos años.

Además, el subsecretario de fomento ha hecho una llamada a las entidades financieras para que canalicen el crédito hacia las comunidades de propietarios para que se propicie el despegue del sector. 

Otro de los grandes frenos que están retrasando la reactivación inmobiliaria es la vivienda regulación excesiva. Según los expertos, que sería necesario despejar obstáculos normativos en sus diferentes ámbitos y apostar por la transparencia

En opinión de José María García Gómez, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid, “la Administración Pública no puede ser un obstáculo de la intermediación inmobiliaria, sino que debe crear un marco de transparencia muy claro, a través de rebajas fiscales, por ejemplo”.

En este sentido, José Antonio Granero, ex decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, resalta la necesidad de “clarificar el exceso de regulación normativa que hacen al sector muy vulnerable por la inseguridad de los tiempos e incluso jurídica en algunos casos”.