Información sobre vivienda y economía

Cumbre del Clima de París: ¿cómo afectará el cambio climático a las viviendas ‘en primera línea de playa’?

Una ciudad sumergida
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Si su vivienda está a pie de playa, en los próximos cien años podría sufrir una caída del valor tan estrepitosa que nunca va a recuperar la inversión. La causa: la subida del nivel del mar por culpa del cambio climático anegará muchos apartamentos ‘en primera línea de playa’.

¿Un metro? ¿Tres metros? ¿Cinco metros? En esa banda se mueven los cálculos de los científicos cuando hablan del impacto del calentamiento global. La fusión de los casquetes polares aumentará el nivel medio de las aguas e inundará todas las costas mundiales como un lento tsunami.

Uno de los estudios más alarmantes se presentó a mediados de este  año: James Hansen, ex director del Instituto Godard de Estudios Espaciales de la Nasa, afirmó que si la temperatura sube dos grados, el nivel medio de las aguas se incrementará en tres metros. En lo que concierne a España, eso significaría que las costas, nuestra gran fuente de riqueza turística, quedarían bajo el mar.

“Llegamos a la conclusión de que las continuas altas emisiones [de gases contaminantes] harán que el aumento de varios metros del nivel del mar sea prácticamente inevitable y es probable que se produzca este siglo”, afirmó Hansen, según recogió Huffington Post.

Hansen afirmaba  que los casquetes polares y Groenlandia se estaban derritiendo a una velocidad mayor de la esperada y eso tendría una repercusión inmediata sobre las aguas y sobre las costas.

¿Cuál sería el valor de lo afectado por esta subida del nivel del mar? Según el conocido informe Stern publicado en 2006 para el gobierno británico, hay unos tres billones de dólares en infraestructuras amenazadas por la subida de aguas. Eso incluye desde estaciones eléctricas a inmuebles.

¿Más o menos riesgo?

Sin embargo, los informes difieren en cuando al nivel de catastrofismo: unos hablan de 80 centímetros de subida de aquí a final de siglo. Otros, como el de Hansen de tres metros. Y hay incluso quienes superan esa cifra poniendo sobre la mesa los cinco metros, altura que dejaría las playas más famosas del mundo totalmente sumergidas como la Atlántida.

Sea cual sea la cifra, la subida del nivel del mar tendrá consecuencias humanas desastrosas. “Cientos de millones de personas viven en zonas que cada vez serán más vulnerables al riesgo de inundaciones. La subida del nivel del mar les obligaría a abandonar sus hogares y a mudarse a otra zona. Las islas de poca altitud quedarían completamente sumergidas”, afirmaba un artículo de National Geographic. 

Los efectos de la entrada de mar en terrenos secos pueden ser devastadores, decía la revista, como por ejemplo la erosión, la inundación de humedales, la contaminación de acuíferos y de suelo agrícola, y la pérdida del hábitat de peces, pájaros y plantas.

Los países ya están haciendo sus cálculos. Climate Central, una institución canadiense, emitió un informe el mes pasado donde declaraba que más de 700.000 canadienses tendrían que abandonar islas y zonas costeras en este siglo debido al aumento de las aguas, y al riesgo de tormentas. “Propiedades valoradas en 25.000 millones de dólares canadienses están amenazadas por la subida de las aguas en este siglo”, afirmaba Canadian Real Estate Magazine.

En el caso de España, todavía no se conoce ningún informe pero está claro que la subida del nivel del mar afectaría desde Cadaqués hasta Sanlúcar, y desde Vigo a San Sebastián (sin olvidar Benidorm, por supuesto).

El único consuelo es que cada vez hay más conciencia del terrible impacto de los gases contaminantes y del efecto invernadero. La Cumbre del Clima que se desarrolla en estos días en París pretende sacar un compromiso a escala mundial para disminuir esos gases contaminantes… e indirectamente, salvar nuestras inversiones 'en primera línea de playa'.