Información sobre vivienda y economía

BigDelta, la impresora 3D más grande del mundo, es capaz de construir una casa en una semana

Construcción 3D
Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

En algún punto a partir de 2030 el mundo necesitará que se construyan 100.000 viviendas al día. Para entonces (si las proyecciones de población mundial de la ONU se cumplen) alternativas como la del proyecto WASP serán indispensables. La iniciativa italiana ha propuesto una impresora en tres dimensiones capaz de construir una casa sostenible en siete días.
 
Usando agua, heno seco y rocas, BigDelta levanta construcciones de barro de 3 metros de alto. Sin embargo, el sistema permite adaptar la receta en función del lugar en el que se va a desarrollar la construcción. En su carta de presentación, la empresa italiana se refiere a ellas como casas ‘zero-mile’, ya que no requieren transportar los materiales desde otra zona, una de las condiciones que más incrementa el precio en la construcción habitual.
 
Aunque aparatoso, el dispositivo de 12 metros de alto y 3 brazos móviles, desarrolla paredes con una estructura interna triangular -imitando los panales de abejas- que aportan estabilidad y un buen aislamiento a la vivienda. Desde WASP explican que es todo apariencia. El montaje de BigDelta es rápido y se podría aplicar en situaciones de emergencia o desastres naturales.
 
Desde WASP siguen trabajando con prototipos de cada vez mayor tamaño, pero viendo la precisión con la que trabaja cuesta pensar que se estén equivocando:

Cómo funciona la impresora 3D para casas Estructura de casa realizada por impresora 3D

Tendencia. Hace unos meses, la compañía china WinSun (decoración, diseño e ingeniería) presentó su casa hecha a partir de impresiones en 3D. Pese a marcar un récord de tiempo (10 casas levantadas en 24 horas) las viviendas estaban hechas a partir de piezas, la mayor diferencia con el sistema de BigDelta, que elabora la construcción de forma continua y sin necesidad de montaje de ningún tipo.